13 abr. 2010

Abusas de mí

Imagina que soy más pequeña, más delgada, más débil y más lenta que tú.
Mucho más pequeña, delgada, débil y lenta.
Mucho más que tú.

Y tú, grandote, robusto, fuerte y rápido, con la ligereza que corresponde a alguien que sabe que naturalmente debe de ir primero pues el resto del mundo se le hace ínfimo:

Me empuja a un lado.
Me patea para que me termine de apartar cuando me caiga.
Me grita para que me aterrorice.

Los derechos humanos hacia las minorías no son lo primero que uno apela en este caso, ¿verdad? Uno apela al "respeto por el otro". Al "el cortés no quita lo valiente". Al "¿Cómo se dice cuándo uno quiere pasar?" que le decían al oido cuando era pequeño.

Pero igual lo sigues haciendo. Igual sigues comportándote groseramente. A tu papá, tu mamá y a tu familia toda, se les debe de estar cayendo la cara de la vergüenza porque sigues gritándome, empujándome y pateándome... en vez de ayudarme, ponerte en mis pies o pensar en crear una solución para que ambos seamos felices.

Eso es exactamente lo que pasa cuando en el metro:
Me empujas cuando quiero salir, porque tu quieres entrar.
Me empujas al salir, a pesar de que me quejo porque me están empujando por los dos lados.
Me recuestas tu humanidad encima, porque quieres entrar y yo no soy quien ni qué para impedírtelo... no soy ni un tubo de metal que te crea resistencia.
Te metes a toda carrera entre el torniquete y yo y no me dejas validar mi ticket para ingresar al sistema.
Corres a sentarte en el único puesto disponible, sin ver a tu alrededor, haciéndote el imbécil cuando un anciano, una embarazada o una persona minusválida están de pie y tú ocupas el PUESTO DESIGNADO PARA ELLOS.

Eso es exactamente lo que ocurre cuando, como peatón:
Me tocas la corneta buscando que, por el susto, me detanga, y pases primero tú en tu automovil.
Me "lanzas" encima el carro cuando me toca la luz para cruzar.
Me empujas, peatón, para pasar primero que yo.
Me gritas algo insultante porque no voy tan o más rápido que tú.

Eso es exactamente lo que ocurre cuando, como conductor:
Al darte permiso, peatón, me insultas.
Al respetar las luces del semáforo, conductor, me insultas o me atacas ocn la corneta.
Al dar paso a quien prioridad tiene, me chocan por detrás o por el lado.

Eso es exactamente lo que ocurre cuando, como comprador en una tienda:
Con su humanidad en el medio, no me deja pasar por un ladito del pasillo del supermercado.
Corre para arrebatarme, casi literalmente, de las manos un producto cualquiera.
No me saludas cuando entro.
Me contestas de mala gana, cuando con amabilidad pregunto.
Te ocupas de mí con un mohín de desgano... o el celular en la mano.

Y así me siento cada día cuando me lanzo al tráfico en mi carro, manejando; voy a comprar algo en una tienda o un supermercado; me paseo por la calle ocmo peatón y, en general, trato de ser buena ciudadana.

Cuando quiero que algo a mi alrededor cambie, tengo que empezar por cambiar yo. Si tú no actúas como buena persona, como buen ciudadano, si no respetas al otro, si no puedes ponerte cinco minutos en sus pies... ¿cómo pretendes que nadie vele por tí, que nadie se ocupe de tí, que tú parezcas relevante o importante para alguien en ninguna instancia?

Por eso tienes el país y el gobierno que tienes. Por eso tienes el caos de ciudad que tienes. Por eso tienes la intranquilidad, el desasosiego, la incultura, la suciedad, la polución y el desaire que a diario recibes más la cuota de generosa indiferencia que todos en todas partes te prodigan: eres menos que un tubo de metal que crea resistencia en la invasión humana de un vagón de metro!!

6 comentarios:

[ berna ] dijo...

Muchacha! hoy comentaba exactamente lo mismo con mi mamá.
Hacía tiempo que no manejaba -y ya que es automático puedo hacerlo- y pues hoy me tocó andar con mi madre en esta ciudad aun más llena de tráfico y gente.
Sí, hay colas, embotellamientos insufribles y todo eso, pero con ello están los abusadores, los que no respetan semáforos, ni rayados de tránsito, ni la cola que se va haciendo porque "yo soy mas pilas" y se cambian de canal creando un "embudo", un mayor caos, una cola más larga e inmóvil en el tráfico.

Esos mismos son los que se quejan del gobierno, del país, de que aquí nada sirve ni funciona. ¿Pero si no funcionan ellos cómo va a funcionar el país? ¿qué es el país si no los que lo habitamos?

Así seguiremos y peor si la gente continúa sin tomar conciencia y siendo "el más pilas".

¿y a quién le importa?

EDUARDO MALSANO dijo...

welcome to the jungle baby

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Guau, tu país es igual que mi provincia.

Y todo lo hace la gente.
Parece que creen que quejandose y no haciendose cargo de lo que generan, solucionan todo.

Tienen mierda en la cabeza.

Nogard dijo...

Hay con esta sociedad… con este mundo… ni modo, ¡¡¡a cambiarlo!!! Empezando por nosotros…

Como dijiste: “ponerte en mis pies”
También como dijo Berna: “tomar conciencia”
Yo quiero agregar: “teniendo la noción de a donde vamos…”

Ana dijo...

no era de México de quien hablas?
parece ser que en muchas partes estamos cortados por la misma tijera...:(

Holaaaa! como estas?
un enorme abrazo
=)

Lulu dijo...

He estado perezosa por agotamiento... el puro laburo!!

Berna: Mi linda, ¿qué te digo que NO haya dicho ya? ¿a quién crees que critico en el artículo?

Y sí, también critico a los que no hacen como yo y se quejan y le dice a la gente que la cola empieza atrás, que tengo derecho a mi paso y que respeten el de los demás, etc, etc, etc...

Abrazote gigante para tí, mi hojita de abedul... porque ante la duda de no saber a quién le importa, yo reparto abrazos! :P
-------------------------

Eduardo:
Pues, eso ya es noticia vieja. Viejísima. El tema es que estoy cansada del "Wild West", ni siquiera la jungla... si esto fuera selva, carachas, todavía tendría orden y reglas...

---------------------------

Nogard:
Es dificil que así, tal como estamos, no haya salido NADIE a decir que lo mejor es que vayamos en tales o cuales direcciones.

Porque "para adelante" también tiene una manera: moralmente, sin estafar a nadie, sin violentar normas, sin violentar derechos, etc, etc, etc...

Pero me gusta que resumieras las opiniones a una frase. Muy crítico tu análisis!! Y bueno que resulta verte por acá otra vez... ;)

----------------------------

Ana: tal parece, según dirían en inglés "la grama no es más verde del otro lado"...

¿Podría ser México? ¿El DF? te lo creo...

ENOOOOOOOOOOOOOOOORME abrazo para tí, muñeca!:D

Y tengo pendiente escribirte... ;)