11 abr. 2010

Son pesadillas, nada más

Ya se acabó.
Ya el horror terminó.
Olvídalo, déjalo atrás, ya todo pasó.
Estás a salvo, estás bien.
Ven, déjame darte un abrazo, tranquilízate.

Sí, fue horrible, yo lo sé.
Son todas pesadillas, nada mas.
Las pesadillas son malos sueños, son cosas feas, son malas... pero son sueños.
No bonitos, Feos, muy feos.
Ya todo pasó, de verdad.
Ven, ven acá. Déjame que te cuente un cuento.
Sí, así podrás dormir mejor... ¿quieres?

Erase una vez un niño pequeño que no sabía qué le pasaba.
Algo en su interior estaba cambiando y quería ser malo.
Y se transformó, y se hizo malo. Pero él no era realmente malo.
Sólo estaba confundido, estaba perdido.
Pero una niña, que lo quería mucho, iba siempre a visitarlo, a leerle cuentos.
Ella iba para hacerlo sonreir, para enseñarle que el mundo era hermoso.
Para ayudarlo a que volviera a ser bueno, a que no se dejara ir con los malos.

Y un día él despertó de ese mal sueño que era su vida.
Sí, una pesadilla era su vida.
Se dió cuenta entonces de lo que le había pasado, de lo que había hecho.
No quiso saber más nada de eso, no quiso seguir allí.
Y lloró. Lloró mucho. Y esa niña seguía siendo su consuelo.
Ella lo hacía sonreir a veces, a veces sólo lo abrazaba y le hablaba seria.
Pero siempre, cuando ella se iba, él lloraba.

Así que, un día, cansado de sufrir, el niño decidió cambiar del todo.
Y, como una mariposa, sacó alas, se hizo bueno, se volvió hermoso.
Sí, así como una mariposa...
Las mariposas sufren mucho antes de ser hermosas, ¿sabes?
Sí, pasan de gusanos babosos o peludos a ser ilusiones voladoras.
Cambiar así, duele mucho.
Y el niñito cambió así, cambió mucho. Le dolió demasiado todo.
Pero salió volando.

La niñita ya no lo visitaba, ella voló también.
Pero él siempre supo por qué la quería mucho.
Y también sabía que ella lo quería mucho.

Y él voló, le gustaba volar sólo. Le gustaba el cielo.
Pero luego de mucho tiempo, se sintió muy sólo.
Le preguntaba al sol por qué brillaba tanto.
Le preguntaba a la luna por qué lo miraba redonda, como perpleja.
Y, molesto, le preguntaba a los cacahuates por qué se mecían.

Hasta que apareció ella.
No, no era la niña que siempre lo visitaba. Era otra.
Una de ojos como de luna llena
Con nariz de cacahuate.
Con sonrisa de sol brillante.
Ella que, como él, mucho había sufrido y ahora era mariposa.

Y ahora, tiernamente, lo abrazaba en las noches.
Lo sacaba de sus pesadillas y le repetía al oído:
"Ya se acabó.
Ya el horror terminó.
Olvídalo, déjalo atrás, ya todo pasó.
Estás a salvo, estás bien.
Ven, déjame darte un abrazo, tranquilízate.

"Sí, fue horrible, yo lo sé.
Son todas pesadillas, nada mas.
Las pesadillas son malos sueños, son cosas feas, son malas... pero son sueños.
No bonitos. Feos, muy feos.
Ya todo pasó, de verdad.
Ven, ven acá. Déjame que te cuente un cuento.
Sí, así podrás dormir mejor... ¿quieres?"

(Oyendo "Brujita" de Nacho Vegas)

4 comentarios:

Sakito dijo...

Es una explicación bastante bonita de porqué algunos sufrimos de más, una trasición dolorosa que sufren las mariposas. Por otro lado, siempre creí en esta explicación de Borges también:

Me crucifican y yo debo ser la cruz y los clavos.
Me tienden la copa y yo debo ser la cicuta.
Me engañan y yo debo ser la mentira.
Me incendian y yo debo ser el infierno.
Debo alabar y agradecer cada instante del tiempo.
Mi alimento es todas las cosas.
El peso preciso del universo, la humillación, el júbilo.
Debo justificar lo que me hiere.
Soy el poeta.

Que hermosa canción la de Nacho Vegas. :)

Gael dijo...

Ay Lulucita!!!

con ojos de luna llena y nariz de cacahuate?

La verdad es que no sabemos quien esta haciendo mariposa a quien... ;)

pero asi es y es lo importante

Nogard dijo...

¡Hola Lulu!
Muy buena historia, me agrado bastante… Como que así es la vida, pasar por momentos para despertar a otros, pero hay que decidirse despertar…
Repito, buena historia… será que por momentos me vi como el niño… ^^b

Lulu dijo...

Sakito:
Hermosa reflexión del maestro Borges, la que me regalaste... Gracias!
Y me alegra que te gustara la canción del Nacho Vegas!

Me voy a dar un paseo por tu casita, a ver qué consigo... ;)
Bienvenida cuando quieras!
------------------

Gael:
... :D !!
Ojos de "luna empantanada" me salió por ahí... pero fíjate, qué cosas... se me ocurrió que quedaba mejor así, sólo de luna llena!

Con nariz de cacahuate. Oh! Sí!

Las cosa sson así, ¿no?
Y es importante que así sean.

----------------

Nogard:

Ah! es que comentaste en varios post! Estabas perdidísimo!!
Me alegra que te gustara la historia...

La vida? es un cuento de hadas... se pasa por aventuras y pócimas mágicas, por soporíferos encantamientos y hermosas huertas... pero siempre, siempre, hay que agarrar energía en ese mundo de fantasía interna para poder vivir en el mundo real. Hacer que esa tierra de "nunca jamás" nos sirva de empuje para resolver todo lo que la vida mágica nos presenta...

Abrazote para tí, pequeño niño asustado!!