10 ene. 2010

Ver con los ojos abiertos




-¿En ese huequito no vivirá un hada?
-No lo sé... no me parece... es muy viejo, la madera está maltratada...
-Pero podría vivir un hada. Digo, tiene "alma".
-¿Esa no era la madera que estaba debajo de la nevera? ¿En la pata de la nevera? ¿Cómo crees que va a vivir allí un hada si la pata de la nevera estaba allí apoyada?! Qué cosas locas que se te ocurren!
-Pero tiene, sin la nevera, una semana allí, recostada de la pared. Las hadas siempre están buscando casa. Alguna habrá que vió la madera y se instaló a vivir allí...
-Y ahora las hadas son "ocupas", ¿no? Todo lo politizas...
-No insinué tal cosa... sino que podrían haber aprovechado la vacuidad del hoyito para instalarse a vivir allí luego que la nevera tuvo la potestad de apoyar sus patitas en el piso firme del hueco este que llaman "apartamento" en el queso Emmental que dan en llamar "edificio". No hay cosa más inestable que un edificio y un soufflé...
-Y las hadas son oportunistas entonces. Y los humanos somos unos irresponsables que nos alojamos en viviendas irresponsablemente frágiles. Ahora sí es verdad que perdiste la cordura!
-No, no quise decir eso... sino que las hadas son aún más frágiles que nosotros... Si nosotros vivimos en una cosa tan frágil como un hueco de un queso emmental, un pedacito vacio dentro de un conjunto tan frágil... las hadas, que podrían estar viviendo en ese huequito de esa madera que antes sirviera de apoyo a una nevera, que nosotros vemos "firmemente" apoyada en la fragilidad de nuestras endebles moradas... pues, son más frágiles aún, no?
-Ni sé qué demonios hago hablando contigo...
-No sé por qué te enfadaste... son frágiles las hadas, ¿no te parece?
-Supongo, nunca he visto sino dibujitos de hadas. Parecen frágiles a juzgar por sus formas... según las pinta todo el mundo.
-Bueno, olvídate de los dibujos que has visto. No las has visto nunca... pero imagínate qué tipo de criatura puede vivir en un huequito así de diminuto en un trozo de madera de esas medidas y proporciones...
-... una termita, una chiripa, un bicho!
-Bueno, imagínate que esa termita es el transporte, el carro terrestre... de un hada.
-Y claro, para volar ella tiene sus alas... las piernas, con semejante tamaño, no le servirán para nada...
-Ah! pero las termitas le cavarían túneles y galerías por la madera, para tener cuartos dónde guardar sus cosas o donde reposar...
- Supongo. Eso es una simbiosis, no? Una come madera, que es lo que le gusta, y la otra aprovecha los huecos que dejó atrás la termita. Estás acusando a las hadas de holgazanas oportunistas otra vez?
-No, te estoy mostrando que, por un segundo, te puedes imaginar la vida de otro y que puedes, por un instante, imaginar lo adimensionalmente diferente que puede ser su mundo del nuestro y lo complejo o simple que resulta nuestra vida y su vida...
-...
- Ahora, dime, ¿podría botar ese trozo de madera ahora?
-Sí, igual no me sirve para nada.
-Pues entonces piensa dónde podrían esconderse las hadas cuando sientan el sacudón que les vas a dar cuando agarres las tablas para botarlas y dónde podrían esconderse en tu casa...
-Pues, con ese tamaño, en cualquier huequito que yo no revuelva a cada rato!
-Ah! Viste que, de paso, sí crees en las hadas? Aunque no las hayas visto, las "sientes" posibles?
-...
-No todo lo que no ves es invisible a los ojos. No todo lo que no has vivido es imposible de imaginar. No todo lo que no has imaginado es inasible para tus sentidos... y siempre hay un resquicio donde cabrá un poquitico de magia en tu casa, en tu vida.
-No sé de qué me estás hablando... creo.
-Bueno, en esa duda tuya, estoy yo. En la certeza, el resto del mundo. En la línea entre los dos mundos, las hadas. ¿Está claro ahora?
-No sé. Es tanta locura junta, que ahora todo parece plausible.
-Ah! Bienvenido al club de los que vemos con los ojos abiertos.

5 comentarios:

Gael dijo...

QUE LINDAAAAAAAAAAAAAAAAA!
Me encanta!!!

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Aun no logro entender eso de q para creer en la magia habría de ver con los ojos abiertos.... mas... claro que, según como se treta en todas partes, partiendo por los cuentos, hay q buscar con los ojos cerrados... yo, quizá tengo los ojos abiertos, pero no veo la magia... sera señora mia q los ojos q tengo abiertos no son los correctos?

Ana dijo...

Lulú y la nevera sos vos!
lo recuerdas?
naaa! que hermoso es dejar volar la imaginacion... y sabes? yo tengo un rinconcito asi de magico en mi casa, y yo y solo yo sé donde esta la magia...
es una locura pero es bueno ser de vez en cuando pariente del "chompiras"
abrazos
=)

Damian dijo...

y las hadas serán tan chicas como para que puedan caber con las temritas en ese hoyo,en peter pan por cada vez q se dice q las hadas no exstn se muere una, por eso es mejor creer en ellas, asi no las veamos.
a estas alturas, ya mejor poner en duda todo y manejar siempre un quizás...

Lulu dijo...

Tardía respuestas... las hadas me han hecho sobrevivir estos días!

Gael: Jajajajajaja... tan linda tú!!!

Sr. Que mira al sudoeste: Si son los ojos de la cara los únicos que tiene abiertos... no nos sirve. Si tiene abiertos los d ela cara y los del corazón, ya mejora mucho la cosa. ;)

Y no busque ver la magia, Sr. mio... busque, mas bien, sentirla. Si para ello precisa cerrar los ojos, hágalo.
Saluditos!!

Ana: Ah! Yo? un congelador sí que soy... ;)
Siga siendo pariente del "chompiras"... le hace muy bien al corazón :D
Te dejo un abrazote!!

Damian: Ah! son diminutas! Parecen polvo, a veces. A veces se hacen grandes... como una flor.
Y sí, "lo más probable es que quién sabe" :)
Saluditos!