25 mar. 2012

Es mi vida

"It's my life
And it's now or never
I ain't gonna live forever
I just wanna live while I'm alive
"
It's my life. Bon Jovi

"Es mi vida
y es ahora o nunca.
No voy a vivir por siempre-
Simplemente quiero vivir mientras esté vivo"

It's my life. Bon Jovi

Parece estúpidamente obvio, pero no es siempre así: sólo voy a tener esta vida en este cuerpo. De las demás reencarnaciones, se ocuparán los maestros de mis vidas pasadas y el que nazca como resultado de lo que aprenda en esta.

He corrido más allá de lo que daban mis piernas en el momento y me he caido de bruces. Pero me he reconstruido por determinación propia. No sólo gracias a mi entorno o mis diferentes especialistas... he visto a más de uno contar con mejores condiciones que las mías e, igualmente, no se recuperó nunca. Porque no le dió la gana. Así de sencillo.

Tenemos la infinita capacidad de crearnos a cada instante. De reconfigurar nuestras metas en función de los recursos, el ánimo, las estrategias y los minutos que pensemos dedicarle a cada esfuerzo.

Somos seres hermosos, libres, amplios. Sólo nuestras ganas de resolver el pasado(ya terminado), de aventurarnos a planificar el futuro (incierto, cambiante), las dudas que desde pequeños nos crean sobre nuestras capacidades y las obligaciones "a las que nos debemos", nos cambian a seres pequeños, limitados, inseguros, ansiosos y manipulables.

A mí no me valen los "pobrecita" como consideraciones de la gente para mí misma: no hay lamentos que valgan cuando te queda la satisfacción de haber hecho algo que sentías que necesitabas hacer en el momento. No hay razones para lamentar lo malo si algo bueno quedó. Podemos reprocharnos la insensatez. Podemos negarnos el auto-perdón por las meteduras de pata. Podemos enfurruñarnos contra nosotros mismos por la imprudencia de gestos... pero nada se lamenta en la gesta.

De todo lo hecho y lo vivido, no tengo ningún lamento ni repudio. No siento que he podido hacerlo mejor, siempre creo que ha podido salir peor. Y que sólo pasó lo que pasó porque a mí me estaban cuidando mis guardianes, mis muertos, mis seres queridos en la inmortalidad.

Lo que no nos gusta de nuestra vida ahora, tiene que ver con lo que escogimos atrás. Lo que no queremos que nos pase más adelante, tenemos que resolverlo hoy. Sólo tenemos hoy para hacer lo que querramos, podamos y debamos. ¿Mañana? No lo sabemos. ¿Ayer? Ya fue.

Sólo podemos vivir esta vida que tenemos, lo que sea que nos vaya a durar. Y todo porque ninguno de nosotros es inmortal.

3 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Y sí... el tema es que esos son arranques devenidos de algún que otro ataque optimista.
Hacerlo trascendente, imponerlo en el día a día es lo difícil.

Las caídas dejan más aprendizajes que los aciertos.
No hay duda sobre eso.

Hace cuánto que no hablamos vos y yo?
Están en eso de la conexión inalámbrica y no terminan de comprar las cosas, por eso no me conecto.
Será de Dios...

Un abrazotototototototototote

Calisto dijo...

Hola,¿Qué tal?
Hacía tiempo que no pasaba por aquí. Me había ensimismado en mis asuntos. Pero me apetecía salir de mi rincón y conocer que se piensa por ahí.
Me recordaste el "carpe diem", vive el momento, disfruta de la vida sin echar cuentas...
Por esta época se suele decir...Feliz Navidad, pues eso.
Un saludo.

la stessa ma altra dijo...

hermoso este post...