26 jun. 2009

Mientras todo se seca

Hoy me dieron el día libre. Trabajé el feriado nacional (24 de junio) y me dieron el viernes libre.
Eso me permite reconsiderar mi agenda de cosas por hacer en casa:
  • Pintar el mueble de pared a pared debajo de la ventana de mi cuarto.
  • Mover el gavetero del cuarto para la sala y convertirlo en el nuevo centro de computación.
  • Desarmar el centro de computación presente... y ¿venderlo?
  • Reconsiderar la posición y uso que le daban a un mueble en casa de mi mamá, para mi cuarto.
  • Terminar de pintar una mesita que compré de segunda mano a una amiga que se fue del país.
  • Estudiar qué hacer con la pintura restante (muy poca) y el biombo de segunda mano que tengo en el cuarto.
Remodelaciones en casa. He retomado las manos para dejar que la mente repose, para que las ideas se decanten, para que las opiniones se suavicen y la lógica encuentre un paso natural para su flujo....

  • Ya pinté el mueble del cuarto. Tengo 3 semanas en el boludeo infinito y por fin me puse fecha límite y lo hice. No sirvo sino con plazos. O me los creo o me los invento... ya me voy conociendo.
  • Pinté el gavetero y planeo moverlo hoy ya que, además, pienso limpiar la casa.
  • El centro de computación es un fastidio desarmarlo, pero creo que podré hacerlo... y si lo convirtiera en mi centro de pintura? Hm... otra opción.
  • El mueble en casa de mi mamá pasó a mis manos anteayer y ayer mismo estaba cubierto de pintura, la primera capa. Ahorita vamos por la segunda y he ido barnizando a medida que pinto.
  • La mesita la terminé de pintar anoche y esta mañana empecé a barnizarla.
  • El biombo... veremos. Por los momentos no esperaba lograr nada concreto con él.

El gavetero me permitirá almacenar muchas pequeñas cosas que andan huérfanas de posición ahora mismo. Me quitará espacio para algunas grandes pero me dará espacio para las que aglutinan el desorden visual.

El centro de computación como mesa de trabajo no hay cómo ubicarlo en mi casa. Necesito muebles multifuncionales... está en "stand-by" por los momentos.

El biombo, definitivamente, no será hoy que lo resuelva.

El mueble nuevo para la tele y mis batuburrillos del cuarto, estará listo en un periquete. Fórmica pintada, personalizada... ¡qué fregada que es la niña! Mi mamá hace años hubiera querido pintarlo, mi papá le dijo que la fórmica no agarraba pintura y, por el contrario, yo descubro (en mi inocencia o ignorancia supina) que si la barnizo luego de pintarla, queda fenómeno. Veremos si resiste los avatares de la vida que pueda darle mi manía de limpiona, mis ires y venires y las demostraciones de afecto de mi gato. Ya les contaré...

En mi sala tengo un mueble-cajonero a todo lo ancho de lo que alguna vez fue un balcón: sirve como sofá y es espacio de almacenamiento super cómodo... y en caso de borrachera, alberga cómodamente a algún amigo. Tengo una pared de cielo a tierra llena de estantes en una biblioteca aérea muy caprichosa y generosa... 4 metros de ancho por 3 de alto de libros (y sí, me los he leído, no lo dude nadie...). Hay una mesa-comedor para 4 personas en el medio de la sala. La nevera comparte espacio con lo que ya he dicho que hay en mi sala y mi próximo proyecto es personalizarla: ¿alguien sabe qué tipo de papel puede usarse para recubrirla (es de metal pintado en blanco) y poder pintarle encima lo que a mí me parezca mejor? Incluso pintarla del color de la pared, para "desaparecerla" de la visual... Es una idea que me ataca la cabeza hace tiempo. Y personalizarla, a mi estilo, es asunto serio, serísimo.... ya les pondré muestras, luego, de mis banquetas del mesón de la cocina.

Y mientras todo se seca, mientras las ideas de mi cabeza se sedimentan y la lógica consigue un canal por dónde fluir, yo sigo imaginando qué hacer en el resto de mi casa, cómo organizar más eficazmente mi cocinita... mi baño... mi cuarto...

Que la lógica fluya, que las manos relajen a la mente, que el trabajo manual me "salve" como decía mi médico, de lo peor de mis neurosis. Mis agobios, depresiones, tristezas, corazones rotos y despechos tienen salidas altamente creativas, innovadoras a veces, comerciales no pocas de ellas...

... Y son coloridas, como la vida misma. Una danza de azules con escarlatas que salpican verdes y amarillos y a su vez son rociados con una ola de morados y naranjas, como para recordarme que la vida es un poquito de esto y de aquello; de lo menos probable, de lo más increible, de lo más rutinario y lo previsible con lo más azaroso e inconcebible.

Que la lógica salga a pasear. Que las ideas en mi cabeza se organicen. Yo voy a mudar el gavetero cuando el mueble para el cuarto esté listo. Allí montaré una TV que no tiene uso desde hace más de 6 meses y organizaré mis batiburrillos personales. En la mesita pondré mi centro de lectura y mis varitas de incienso. Y ya veré la semana que viene qué hago con la zapatera, el closet, la percha, las carteras, las corbatas y los collares mientras pienso en cómo colgar las tazas de café que me acaba de regalar mi mamá y organizo una estantería en la cocina que me haga más fácil y útil la vida en ese cálido sitio de toda casa.

Hoy voy a prender las 4 hornillas de la creatividad. Acepto sugerencias. Oigo consejos. Escucho opiniones. De todo: de la decoración, de la organización eficaz en el mínimo espacio posible, de cómo sacarles vias alternas a la lógica para que pueda fluir más fácilmente... de la vida en sí.

Que tenga un rico fin de semana!

6 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Ya me dio pereza de sólo pensar todo lo que tenias que hacer.

Sí.
Soy vaga.
jaja
Besos

Betzabé!!! dijo...

Cuántas cosas!!!! Me tomé tres días para decidirme a meter mi oso de peluche a la lavadora, porque pensaba que iba a quedar todo feo, pero hacía ya como cinco años que el pobre no recibía un baño, así que...

Mi cobija y mi almohada siguen esperando junto a la lavadora para ser lavados, porque simplemente me da flojera o se me olvida...

¿Qué va a ser de mí cuando viva sola? Soy fanática del orden, pero eso sí, que nadie me ponga a lavar ropa o trastes porque soy un sope en ese asunto...

Lulu dijo...

Jajajajaja...
Y no me dejas ni un consejito de decoración?
Hm! Perezosa hasta para pensar! jajajajajajaja...
Besos!

Lulu dijo...

Betzabé: Y bueno, cada quien con sus defectos: lo mío es el fregar platos. Me puedo hacer la loca hasta lo indecible pero, al final del día, más por asunto de higiene y bichos que por estética, termino lavando el reguero...

Y tan tranquila. En la vida de la mujer soltera todo tiene un espacio y tiempo perfecto... ;)

Suerte con la lavadora! A mi me encanta lavar ropa... ni uso secadora porque acá se seca con el calor que hace en el día. Ecológica y todo me he convertido! :D

La vida cambia cuando vives sola...

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Es q yo soy un desastre lu.
te juro!

Potter dijo...

Me enamoré de vos con este post.

Ahhhhhhhhhhhggggggg
Que cosas!
Lo he leido tantas veces, y me rió con tantas coincidencias, jajaj yo tampoco sirvo si no es con plazos!

Un abrazo mi Lu
Un abrazo enorme