30 ene. 2012

Uno y otra: la guerra de las mariposas

Fabián yacía recostado en su cama hacía más de una hora. El sabor de ella, de su sexo, sus espasmos y sus labios le había invadido la nariz, las manos, la lengua, los oidos. Distante era ya el día en que ella se había rendido a sus zalamerías. Lejos quedaban las dudas sobre qué hacía que su sola presencia lo turbara.

Inútil. No era algo que él pudiera controlar. Deseaba darse una ducha pero el cuerpo no le obedecía. Las lagunas mentales le devolvían flashes de manos entrecruzándose con piernas, muslos mezclados con sus pechos divinos, labios revueltos con té, cabellos mojados con sudor, cartera de cuerina embadurnada de perfume de peonías. Las peonías. Perfume de peonías. Era del todo inútil pretender que el cuerpo le obedeciera, que sus piernas accionaran la fuerza necesaria para sacarlo de esa bruma en la que estaba sumido.

Pero no era algo perturbador. Al menos no para él. Fabián yacía exquisita y plácidamente recostado hacía más de 3 mujeres. Recordaba el sabor de ella, su sexo, sus espasmos y sus labios que le habían invadido la nariz, las manos, la lengua, los oídos. Era algo que él no podía controlar y que le producía una sensación vaga de que algo no debía de estar bien, de que eso no era lo más normal en él ni lo que se suponía que le pasara a nadie. Algo así como quien se queda tan tranquilo ante un comentario del tipo "comenzó la guerra de las mariposas".

Sí, debía ser algo así. Quizás, así lo creía, había comenzado para él "la guerra de las peonías".

2 comentarios:

3rn3st0 dijo...

Me encantó esta frase: Fabián yacía exquisita y plácidamente recostado hacía más de 3 mujeres.

Lo de "el sabor de ella", me hizo sonreír, gratos recuerdos trajiste a mi memoria Lulú, gracias por hacer que con tus palabras viviera nuevamente a momentos allende el tiempo, momentos que son únicos siempre, no importa si repites de persona, de cama, de sudor, de gemidos... Cada pedacito de intimidad es siempre inefable.

"El sabor de ella", admito que esa me gustó más que la otra =)

En otro orden de ideas, debo decir que ha sido excelente el inicio del ejercicio. Creo que Uno y otra nos dará la oportunidad de hacer cosas buenas con nuestras cabezas, hay muchas historias esperando a ser narradas :-)

GAB dijo...

Bello, me quedo embelesado de sus letras, miss.

Besos