2 nov. 2011

Recreación literaria. Imagino

En mi vida personal gozo de la dicha de contar con algunas fuentes de inspiración para mantener a raya la disociación esquizoide, y altamente bipolar, en la que vivo. (Si es que tal cosa como "lo que vivo" pueda ser definido clínicamente como acabo de hacerlo.)

Entre esas fuentes de inspiración, hay gente. Y entre esa gente que me inspira, está un chico colombiano de nombre Pavel. No todas sus reflexiones me son queridas, distintas razones hay para ello, pero hay otras que sí. Días atrás, el 15 de octubre, publicó en su muro del Facebook una minucia de las que sí me llegan al centro y, sin decirle nada, decidí "completarle la esquela"...

...Y esto fue lo que me salió. Disfrútenlo.

"Imagino que en algún lugar, entre otras gentes, personas como tú o como yo, tendríamos otra oportunidad. Estaríamos destinados a un desenlace distinto, ojalá uno donde no tuviese que desear tenerte en alguna otra realidad".

Sí, me lo imagino así, aunque a tí te parezca increible. Más aún, desearía que pudieras ver este lugar tan vívidamente como lo veo yo. Sería un lugar donde las estrellas nos abrigarían y la luna nos sonreiría tan benévola como en este. Donde el sol sería igual de cálido y la tierra igual de generosa con nosotros. Un lugar donde el mar sería igualmente inocente y la arena idénticamente tierna con nuestro andar. Sí, sería un lugar donde los gatos maullarían sus odas al amor tanto como los de éste, pero donde nos ignoraría la envidia, y el repudio de quienes nos quieren separar hoy sería tan suave como el sonido que produce el aleteo de las mariposas.

Mejor aún, imagino que podríamos pasearnos tranquilamente, tomados de la mano, sin que nadie quiera vernos sumidos en el infortunio pues seríamos parte de la felicidad de ese lugar y nuestras sonrisas, como combustible precioso, haría encender de alegría los rostros de los demás transeúntes, de nuestros amigos (sinceros todos) y de nuestras familias (felices, ellas también, de nuestra mútua compañía). Sería éste un lugar donde la soledad, la tristeza o las ganas de que nuestra dicha no fuera tan completa, no serían posibles para el corazón de nadie de los que allí viven.

Me sigo imaginando cosas hermosas y ojalá tu pudieras verlas, mi bien. Cosas tan bellas como el saber que no sólo seríamos tan normales como todos los demás, sino que nuestro amor tendría capacidad de expresarse tan frecuente, distante, discreta o ruidosamente como deseamos ahora. Imagino que maullarías entre los gatos y yo, en mi desespero, coquetearía con mis cantos para hacerte saber lo mucho que te deseo. O jugaríamos, torpemente, a buscar formas fabulosas dibujadas por las nubes.

Quizás, en medio de nuestras rutinas laborales, nuestra cotidianidad apremiante, no sabríamos hacer mejor cosa que pensar en el otro y, así, cerca del mediodía o en una tarde cualquiera, mis deseos apremiantes de recorrer una y otra vez tu boca con mis dedos, o tu espalda con mis labios, llegarían a tí pues nuestras conexiones telepáticas, nuestras sincronías espaciales y emocionales, sólo se verían interrumpidas por algún fenómeno metereológico que, inveitablemente, nos volvería a unir al cabo de un rato... pues todo aguacero me recuerda de las tardes de manso sueño que he compartido al calor de nuestros cuerpos y tus anhelos.

Sigo imaginando cosas, mi bien: que tu vuelas y te sigo, que me invitas a las carreras y con dificultad te alcanzo, que tú lloras y yo soy tu arbol frondoso que te consuela. Pero, tristemente, me doy cuenta que ninguna de estas cosas que yo imagino y que tú ansías -sin saber que en realidad las extrañas- son cosas que podremos realizar en este lugar, sino en algún otro, dueño de otra realidad.

----------------------------------------------

Supongo que queda de parte de Pavel dar su permiso pues, al fin y al cabo, es el autor del fragmento que me hizo arrancar a escribir el mío. Pero imagino que si a alguien se le antoja jugar con el texto de Pavel, o con el mío, por favor avísenme para ir a verlo. Esas pequeñas cosas, también, son de las que me llegan hondo y me hacen sonreir.

Que tengan un lindo día...

1 comentario:

Anónimo dijo...

I appreciate the important figures you bestow into your reports. I am going to bookmark your blog furthermore check yet again at this place on a regular basis. I'm absolutely certain I am going to learn oodles of new material just here! Best of success for the subsequent !

As a final point , give permission me thank you for your tolerance with my English as (I'm certain you have become aware this at this time ,), English is not my mother language as a result I am using Google Translate to form out what to note down what I truly mean to voice.