21 abr. 2011

Pequeño edificio




Si l'on pourrait juger l'autre d'après ce qu'il nous montre...

Comment sera-t-elle la vie de la jeune fille du chat marron et la plante en vase fuchsia? Si colorié qu'on la suppose?

Et celle de qui habite à coté, avec ses rideaux courts? Je me demande s'il ou elle sera si radin comme pour les acheter courtes, comme incomplètes...

Que regardera la personne qui habite en bas, à gauche? Si la télévision est allumée, elle ou il devrait être là mais comme la personne n'est pas là, je me demande si elle regarde la télé de loin ou si elle ne la regarde pas du tout et ses yeux se fixent à quelque chose d'autre... ou si elle laissera la télé allumée juste pour que l'on puisse imaginer que la personne est là et, pourtant, elle ne l'est pas...

Et monsieur, à côté... lira son livre? Ou juste ronflera lourdement avec un bon livre comme excuse?

Quelles conversations peuvent avoir lieu dans une table si joliment préparée? Surtout parce que la visuel est totalement bloquée à cause du bouquet. Sera-t-il innécessaire de se regarder dans les yeux pour les gens qu'y habitent?

C'est que j'imagine quand je regarde par les fenêtres, en passant.

Mais, surtout, j'aimerais bien savoir ce que les autres dissent de ma maison. Je sais ce qu'il se passe, et comment il se passe... mais, que diront les autres en passant? En la regardant comme je fais avec les autres de mon voisinage?

--------------------------------------------------

Si pudieramos juzgar a los otros por lo que nos muestran...

¿Cómo será la vida de la chica del gato marrón y el jarrón fucsia? ¿Tan colorida como la suponemos?

Y la del que vive a su lado, con sus cortinas cortas? Me pregunto si será tan mezquino como para comprarlas cortas, como incompletas…

¿Qué verá la persona que vive abajo, a la izquierda ? Si la televisión está encendida, ella o él deberían estar allí, pero como la persona no está, me pregunto si mirará la tele a lo lejos o si no la mirará en lo absoluto y tiene los ojos fijos en otra cosa… o si la habrá dejado encendida simplemente para que pensemos que está allí pero, en realidad, no está…

Y el señor, al lado… ¿leerá su libro ? ¿o roncará pesadamente con un buen libro como excusa ?

¿Qué conversaciones podrán transcurrir en una mesa tan bellamente preparada ? Sobretodo porque la visual está totalmente imposibilitada por el ramo. ¿Será innecesario el mirarse a los ojos para la gente que allí vive ?

Eso es lo que me imagino cuando miro por las ventanas, al pasar.

Pero, ciertamente, me encantaría saber lo que los otros dicen d emi casa. Sé lo que pasa y cómo pasa, pero… ¿qué dirán los otros al pasar ? ¿Al mirarla como yo miro a las otras casas de mi vecindario ?

5 comentarios:

3rn3st0 dijo...

Creo que el señor del libro lee. Estoy casi seguro de que disfruta enormemente de la lectura.

GAB dijo...

Seguro es un concierto de voces disímbolas, en las que la tuya es quizás (sólo quizás) un garabato de Miró. (por lo colorido) la mia me la imagino como un cuadro de Gunther Gerzzo.

Abrazos hasta allá.

Oz Vega dijo...

Me alquilás una habitación?

Lulu dijo...

Ernesto: Jajajajajajajajaajaja... o se quedó dormido! :D

GAB: Mire usted... yo ni me imagino cómo es mi casa. Un amigo la definió como "una casa de las películas de Almodovar". Como Almodovar y yo no nos hemos podido conocer (causas técnicas casi siempre... y algún hechizo, estoy segura!), no tengo ni idea de cómo será eso.
Abrazos hasta su allá!:D
PD: Le debo mail...

Oz: Con gusto! Pero en mi edificio, no en el del dibujito... allí no vivo yo... le sirve de todas formas?

3rn3st0 dijo...

De haberse dormido no sostendría en alto el libro, creo que está contento, leer le relaja, le permite evadirse por ratos. En alguna parte, en un cuarto que no podemos ver en ese apartamento está ella, sonríe, ambos son felices por el sólo hecho de estar juntos.