7 mar. 2011

El monstruo

Pasando voy por caminos y veredas.
Consigo a mi derecha una hilera interminable de ladrillos grises, bloques de viviendas apiñadas (las unas encima de las que están al lado de las otras) y montones de apatía, dejadez y descuido.

Pasando voy por vías y senderos.

A mi izquierda veo pasar el río que ha crecido con las lluvias y los despojos, producto de los infortunios de los más recientes desgraciados, víctimas de los deslaves previsibles y anunciados que nadie en las instancias adecuadas consideró a tiempo.

Pasando voy por recuerdos y autopistas.

Y veo frente a mí un monstruo con la boca bien abierta, por el que voy circulando en medio de este tráfico insoportable mientras canto a Kevin Johansen en mi reproductor. Un monstruo cuyo fin no conozco pero en el que me voy adentrando más y más.

1 comentario:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

¡Cómo te gusta Kevin, por Dios!