21 feb. 2011

Carta para tí, Emiliana

Mi querida Emiliana

Cómo me gustaría poder hacerte entender, con mis propios sentidos, el mundo tal y como lo percibo.

Quizás así mi música preferida no te parecería tan triste, melancólica, desesperada o incomprensible.Si tuvieras mis sentidos (el de la estetica incluido), quizás verìas lo que veo en cada una de ellas: un ser que lucha, que se compromete con sí mismo y que se arranca a volar, bien sea al cielo o al Tártaro, despreciando los Campos Elíseos.

amo volar luego de analizar, hacer cálculos fatalistas, asegurar el todo como un imposible, deprimirme antes de empezar y, así, poder tener la ocasión de tirar mi desesperanza al viento en medio de un arranque de análisis lógico que se base en hechos sobre tiempo invertido y que da como resultado que desistí antes de empezar y, ergo, todo mi fatalismo carece de base.

es allí cuando vuelo. y me encanta hacerlo!! Si pudiera hacerte sentir el entusasmo o la energía que me produce el saber que puedo, que lo logro. O que simplemente se me ocurrió tal o cual plan para X ó Y cosa, quizás sonreírias frente a mi avasallador vigor renovado por mi misma, la autora de su homicidio primero.

Mi querida Emiliana... si tan sólo pudiera hacerte partícipe de mis emociones, si tan sólo pudiera llevarte de la mano por mi mundo emotivo y cognitivo, quizás me entenderías mejor y verías que en el fondo, nos parecemos muchísimo: tendemos a los extremos y hacemos reales y patentes nuestros propios horrores en la más vívidas de nuestras imaginaciones para luego borrarlos, a punta de caterpillares y dinamita, para lanzarnos con fiereza y totalmente convencidas que podemos comernos el mundo a dentelladas, sólo para demostrarle cuan equivocado estaba al querer quitarnos algo que sólo nos quitamos nosotras en nuestras mentes, por adelantado.

Te quiero mucho, te dejo un abrazo enorme...

(Inspirada por esta canción de Apocalyptica)

No hay comentarios: