3 abr. 2010

De la muerte y el infinito teatro de la vida

Sepan dispensarme, admito que he estado perezosa para escribir.

El asunto de mi pereza literaria pasa por muchas cosas. La primera la falta de sujetos para escribir. Bueno, quisiera creer que no es que me faltan sino que, abrumada por mi cotidianidad, no veo nada bueno en nada de lo que la vida me oferta.

De mi cotidianidad, sepan disculparme, no quiero ni hablar. Cuando la política se mete en todos los rincones de tu cotidianidad y los sueños te los coarta, limita, entorpece o trunca, entonces sólo podemos hablar de dictadura. Vivo en una.

Y, para remate de cuentas, Hasta existencialista he estado. Sigo preguntándome, nuevamente y cada vez con más desconcierto, cuál es el fin último de la existencia humana en el planeta. Las conclusiones a las que he llegado, por motivos de salud pública, me las reservo. Al que quiera, armamos discusión por correo-e.

Visto lo visto, como este blog va de literatura, he recurrido a la literatura para darme ideas, para fugarme de mi realidad a veces lacerante, para ver con otros ojos la falta de tantas cosas (luz, agua, seguridad, repuestos para el carro, cosas de manualidades, azúcar, leche deslactosada, un café con leche-deslactosada para evitarme los flatos- para remojar mis ideas, etc) y hacer lo que siempre pensé hacer con mi blog: un espacio para dejar fluir mi literatura sin dar paso a la amargura.

Porque eso, podría hacer literatura como sea, pero no quiero que entren a llorar a este espacio. Para eso, bien podrían leerse el blog de la bloguera cubana que nos narra pedacitos de su realidad. Una que no desconozco, a la que no quisiera que mi pueblo se dejara arrastrar pero que, desgraciadamente, veo muy avanzada en mi terruño.

Así que, recurriendo a lo único que me queda en abundancia (la internet... el crimen no es lo mío, aclaro esa), les dejo esta pieza del teatro andalúz, para su deleite y goce sabatino. Que, al fin y al cabo, el teatro es tan hermano de la vida...

Que sí, que todos sabemos que lo único seguro que tenemos es la muerte. Que no es más que el cierre del telón de estos ojos miopes. Pero como yo ando tan de rebelde, bien podría ponerme contestataria hasta con ella, como La Lunar, una prostituta experimentada a la que la muerte va a buscar.

Disfruten... de un poquito de humor macabro! :D

LA LUNAR Y LA MUERTE

Muerte- Se llama usted la Lunar?
Lunar- Desde aquí hasta la puntita del pie. ¿Quieres ver la Lunar?
Muerte- No. Yo vengo a buscarla, ha de venir conmigo?
Lunar- Imposible guapito.
Muerte- Señorita, yo...Soy la muerte y vengo a llevármela.
(se levanta el capuchón y aparece la reluciente calavera. Silencio.)
Lunar- ¿Usted es la muerte?
Muerte- Si.
Lunar- ¡Y yo con estos pelos! Podría haberme avisado,¿no? Así tan de repente, me deja con las patas colgando! Bueno, ya que se me ha colado,digame qué desea de mí.

Muerte- Ha de venir conmigo. Su tiempo aqui ha terminado.
Lunar- ¿Quién decide que se me acabo el tiempo?
Muerte- No haga preguntas indiscretas y acompáñeme.
Lunar- No me da la gana. Bien. ¿Qué va a hacer ahora?
Muerte- Me la llevaré a la fuerza.
Lunar- ¿Cómo?
Muerte- ¡Utilizaré la guadaña! No ponga dificultades y acompáñeme. Por las buenas.
Lunar- Ni por las buenas ni por las malas me vas a hacer mover de aqui, huesitos. Dile a quien te haya mandado que las cosas claras y por escrito, que a la gente no se le puede tratar asi, un respeto.
Muerte- Señora.
Lunar- ¡Señorita!
Muerte- Perdone. Señorita, le pido, por favor, que colabore.
Lunar- No.
Muerte- Aunque sólo sea por mí...
Lunar- No.
Muerte- No me lo ponga mas dificil...
Lunar- Sí.
Muerte- Ya estoy bastante retrasado, vamonos.
Lunar- No.
Muerte- Está bien, como usted quiera...
Lunar- Estoy defendiendo mis derechos.
Muerte- Qué derechos ni qué tonterias, cuando llega la Muerte la gente se va con ella sin mas ni mas.
Lunar- ¡Está muy mal acostumbrada la gente! ¡¿Es que nunca le han plantado cara y le han dicho "no"?!
Muerte- No señorita. Hoy es mi primer día en este trabajo. No tengo experencia.
Lunar- Y cómo se les ocurre mandarle siendo un novato? Yo necesito un ejército para arrancarme de este barrio.


Farsa de La Lunar y la muerte. Alfonso Zurro.

Y, al que le gustó este extracto, pásese por acá y ríase con este cortito

Que tal parece que los españoles andan tan funestos como yo... jajajajajaja...

6 comentarios:

marichuy dijo...

Doña Lulú

Me atrevería a decir que las inquietudes -dudas existenciales- que animan su post, las compartimos muchos. Desde que tengo memoria siempre me he preguntado, en ciertas épocas con más énfasis que en otras, "a qué carambas vine yo a este mundo; cuál es la finalidad de mi existencia” (y de la de los demás seres)... y sigo sin tener una respuesta verdadera.

En México siempre hemos mirado a la muerte de manera un poquito diferente a lo usual en occidente. Me acordé de algo que le escuché decir en un documental al gran Maurice Béjart

"No le temo a la muerte. He vivido demasiado tiempo cerca de ella; tanto, que he aprendido a quererla y a verla como a una “belle femme”. En mis coreografías, la muerte siempre ha sido una mujer bella, la más bella de todas.

Y sí, la vida es un gran teatro; bien dijo Shakespeare:

“El mundo entero es un teatro, y todos los hombres y mujeres simplemente comediantes… Mi libertad debe ser completa. Debo gozar de privilegios tan extendidos como los de los vientos, para soplar donde me plazca, pues tales son las prerrogativas de los bufones.” [William Shakespeare ,”As you like it” (II,7)]

Le dejo un brazo y disculpas por lo largo de este choro

Ana dijo...

Hola Señorita! un enorme abrazo...
vaya que le esta dando con tubo lo del existencialismo... no sé por que, pero se me hace que eres de las que le habla de tu a la huesuda...
el video esta super y nada de funesto, es solo que cuando ya no tienes ganas de estar... los dias son taaaaan largos...
cuidate mucho Lulu y me gustaria saber tus conclusiones aunque se reviente el higado...
=)

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

La pereza no es buena aliada en la preguntas respecto al existencialismo, no?

Demoraríamos la respuesta.





Yo tengo un sueño de puta madre hoy.
Como que no estoy atando cabos.

Más allá de todo. Cómo estás vos, corazón?

[ berna ] dijo...

No mi Luluza!! no hagas esto! Si muchas veces te leo para buscar inspiración en algo cuando ando sin ganas de escribir.
Pero no te culpo.
Estos días he estado deseosa de gritar, de salir corriendo, de huir. Sí de huir. Porque aunque todavía sigo creyendo que sí existe una salida y no todo se puede ir al foso (por no decir a tú sabes qué) en nuestro país, siento que se me va atenuando cada vez más esa llamita de esperanza.
¿Qué hay que hacer?
No lo se.
Quisiera creer en alguien que alguna vez lea esto tenga la respuesta y nos la diga a ti y a mi respondiendo este post.(pronto!)

Recuerdo que la última vez que tuve una crisis existencialista (fue en diciembre recuerdo, de las del tipo "para qué diablos hago lo que hago si no sirve de nada") alguien de alguna manera me dijo que se necesitan en este mundo y en este país gente que luche y viva por el arte, por eso en lo que creen.
Si eso es verdad, estoy segura que tus hermosas pinceladas (que las conozco) y tus liberadoras letras en este blog hacen su parte.
Quiero creer que eso es cierto, y si no, al menos me mantiene la esperanza y el ánimo andando.

Vuelve, vuelve. Cuando estés lista, cuando quieras pero vuelve con tu literatura danzarina :)

un abrazote!

pd.: yo te consigo leche deslactosada, y tu me consigues leche de soya :)

MaxPower dijo...

Disculpa que me presente con una frase hecha, pero la vida es lo que hacemos de ella; somos seres curiosos por naturaleza y me parece imposible encontrar todas las respuestas. Si bien tu pregunta es, tal vez, la mas importante, vas a darte cuenta que su respuesta no es esencial para continuar disfrutando de la vida.

Creo que quiero decir que no tengo la respuesta de cual es el sentido de la vida, lo único que sí sé es que vivir preocupado definitivamente no es el fin último de la misma :)

Excelente el extracto.

Saludos!

Lulu dijo...

Señorita Marichuy:
Pues sí, justo esta es una de esas épocas en las que, como a usted, se me recrudece lo filosófico-existencialista.

La visión mexicana de la muerte, pienso yo, es lo más salomónico que ha podido existir en el planeta. Algo que sólo algunas tribus indígenas en el mundo tienen: la muerte baila, es parte de la vida, se ríe burlonamente, es dulce y se come o se bebe.

Es que, para mí, la muerte es un portal que se abre para algo nuevo. Se cierra algo viejo y se le da inicio a una novedad.

Shakespeare... el sabio Shakespeare...

Le mando un abrazo igual de grande y escriba todo lo que quiera: nunca nada es muy largo. No para mí, pero me hizo recordar las palabras de alguien que quizás usted recuerde porque yo no: "si bueno y breve, doblemente bueno"! ;)

------------------------------------

Anita!:
Pues, enorme el abrazo que le mando a usted! Se me había perdido de por acá un ratito...
Con un tubo es poco, corazón, es poco... creo que con un camión de verdades!
Ah! ¿A la huesuda? La pobre... hasta la invitaría a tomarse un café!
La he visto demasiado de cerca muchas veces...

Ah! se vió el videito? Pro-eutanasia y todo, me pareció. Que sí, como usted dice: "cuando ya no tienes ganas de estar... los días son taaaaaan largos..."

Uh! Las conclusiones las mando por correo-e, vale? Y no sé qué higado se reviente... jajajajajaja... el mío es de acero quirúrgico! :D
-----------------------------------------

Miss You, never the Crawford:
La pereza de la escritura, el existencialismo a toda mecha... más me valdría demorar todas las respuestas que se me agolpan en la testa.

Y bien, tirando acá y allá... vos sabés! ;)

....................................

Berna:

Ufa! Tú te inspiras en mí?

Socorooooooooooooooooo!!! Si eso era un halago, me acaba de dejar de una pieza! :S Qué responsabilidad enorme que tengo! :O

Ah!! Tú también, no? Con ganas de huir, verdad? Sí, al foso, por el caño. Exactamente más allá del... (piiiiiip).

¿Hacer? Yo no sé qué más pueda hacer. Tengo no menos de 10 posts en donde, desde distintas intensidades y persepctivas, hago reflexiones sobre la propia toma de conciencia. No lo consigo. Volteo a ver mi cotidiano y me frustro. Lo considero ya, sin más, asunto fútil.

Pero no hacer nada, encogerme de brazos y dedicarme a voltear para otro lado mientras todo se va al carajo tampoco me vale. Así que seguiré de rebelde contestataria por acá... tratando de encontrarme con esa niña interna que me pide a gritos que la acurruque porque tiene miedo.

Te mando un abrazote!!
Y nunca me dijiste cuántos kilos de leche de soya querías... yo me resigné a no tomar ni deslactosada por la alergia que te dije...

Besotes, hojita de abedúl! Y gracias por el empujoncito... es un carro de responsabilidad, pero es lindo saberte allí, empujándome...

------------------------------------------

Max Power:

Señor, en verdad que tuvo una manera muy rotunda de entrar en mi bitácora y espero no perder su presencia ni sus comentarios.

Supiera que no hay frase hecha que no sea útil. Eso a mi entender. Ciertamente, la vida es lo que de ella hacemos. Nada más, nada menos.

Uh! Si usted supiera que mi búsqueda no pretende hallar, sino intentar vislumbrar... sé que no todo tiene respuesta. Y sé que no se supone que sepamos todo de todas las cosas. Así que, puede que sí haya respuesta pero no nos compete ni debería interesarnos hallarlas.

Y vuelve a tener usted razón: por lo general, ninguna pregunta existencialista nos limita la experiencia que de ella se desprende a cada instante y, por el contrario, sería un exabrupto el detenernos a analizar una pregunta que debería responderse a sí misma a través de la experiencia de vivir... pretendiendo no vivirla!

Gracias por su reflexión y bienvenido de nuevo!
Saluditos!! :D