3 feb. 2010

Carta a tí que me dejaste aquí. Carta 3

Se me desgastó la mano de acariciarte.
Y supedité mis deseos a tus acciones.
Se me ocurrió intentar convencerte de amarme.
Pero sólo sabías quererme. Y a tu manera.

Salí entonces al patio.
Ví, extendida, como en una mesa, servida de cena, la luna y las estrellas.
Se me salieron las lágrimas y se deslizaron, cuesta abajo todas mis ideas.
Tomé dos de ellas, aquellas con las que podía vivir.
Y regresé a la casa. Y no hablé de ellas.

Esa noche me las comí, untadas de esperanza y salpicadas de ilusión.
Fui a la cama a dormir. Acompañada de tí, pero no contigo.
Y soñé que era una niña, y que jugaba y decía cosas.
Pero en ninguna frase decía que estaba rota.

En pedazos, fragmentada. Ausente de mí y de mis nostalgias.
Supeditada a tí y a tus calmas.
Anclada a tí y a tus desganas.
Me fui anulando, entumeciendo, desengañando.

Y un día, harta, dispuesta a todo menos a cortar mis alas, me fui volando lejos, fuera de esa casa.

Me fui lejos, tanto como tu mirada.

Y me volví esta que soy ahora: la muñeca de vida rota y cara alegre que transita a ratos por una cuerda floja, y casi siempre con la esperanza hecha vida en su boca loca.

8 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Mi Lu preciosa... qué decirte de esto?

Volar lejos pero cerca nuestro.
Jamás abandonarnos.

Que el que tenga que estar al lado nuestro, aterriza en nuestro vuelo.




Y quizá hasta sea un conejo!
jajajajajajajajaja

Besotes.

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Y Claro, yo por mi parte me quede aquí, sumido en mi mutismo infértil... pensando en el mal q hice sin saber ni comprender...

Es el no hacer nada peor q el hacer mal?
Soy ininmutable antes de ser un crápula? y si te vas? te veré desde el balcón con una sonrisa a tu lado del espejo?
Entonces nunca cortare tus alas para q puedas volar lejos de mi

Patri S. dijo...

Esa muñeca por dentro podría seguir rota pero no ansiosa o intranquila.

Besos!

Lulu dijo...

Miss Authenticity:
Y bueno, nada qué decir, supongo... me hiciste acordar de una frase de Clarissa Pinkola Estés en su libro de "Mujeres que corren con los lobos", en la que dice algo así como "lo que buscamos, también nos busca. Es algo que nos está predestinado desde hace siglos. Y una vez que lo encuentres, quédate quieta y observa lo que viene a continuación."

Bien podría ser un conejo! Pero lo dudo enoooormemente... jajajajajajajajaja...
A mí se me hace más un gato... Síiiii... gato meloso y todo!

Besotes a vos, linda!


Hombre que mira al sudoeste:
Y sí, lamento que te hayas quedado allí, así, sumido en ese mutismo del que comprende todo lo que tenía sólo cuando se le ha ido irremediablemente.

No sé si no hacer es peor que hacer mal. Al fin y al cabo, se peca de pensamiento, palabra, obra y omisión.

Pudiste haber mutado, pero no mutaste. Y ante mis ojos te convertiste en un crápula. Y si me voy, sí, lo sabes, lo intuyes, me verás con una sonrisa al lado del espejo.

Y entonces, como aquella vez hiciste, me dejarás ir, sin nunca cortarme las alas.

Y entonces, como en esta ocasión, te ganarás el que te recuerde no con rabia, sino con una frustración por loq ue nunca logré hacerte ver a tiempo... que ya no tendrá ni razón ni cabida en ese futuro que ya no será nuestro, sino tuyo y mío. Por separado. Sin remedio.

Entonces, como ahora, te estaré agradecida por haber reconocido que, a pesar de tu dolor al anunciar mi partida, mi dolor hubiera podido costarme la vida. Y tu no hubieras podido, porque te habrías reconocido depasado, corresponder a mis exigencias que depasaban tus expectativas.

Gracias... por haberme dejado volar sin nunca cortar mis alas.


Patri S.

Y a veces se queda viendo la fisura que quedó luego de componerla. Pero sí, es verdad, no es intranquilidad ni ansiedad lo que tengo, sino una mezcla de impotencia y agradecimiento.

Besos!

la stessa ma altra dijo...

la esperanza hecha vida... precioso...

Lulu dijo...

La stessa ma altra:
Ché, alguien que nos enseñó cuan acertado estaba Buda, me dijo una vez que yo era como el loto... el loto del sutra en el qu eBuda comparaba al ser humano con el loto.

Y cómo sabía Buda que, en esa ocasión, este cierto alguien tenía mucha razón...

EDUARDO MALSANO dijo...

yo me fume mi alma y disfrute lo mas que pude me sacudi mis dependencias rastreras y empece a amar lo perecedero busque las caricias del mar y el me regreso el olvido benditas geografias de la rivera de la noche plutonica diria poe en su cuervo y como el repito (nunca mas)

Lulu dijo...

Eduardo Malsano:
Pues yo busco, a través de mis letras, exorcisar las almas en pena que recorren los cuartos donde se hospedan.

Para ello, además de las letras, a veces me valgo de un buen libro, de un largo rato, de un silente gato y de mi música, para con escobas, trapeadores y tobazos, sacar hasta las telarañas de esa casa bonita, un poco grande pero bonita, en que se ha convertido mi corazón