11 jul. 2009

Cosas que caen del espacio

A veces, mientras estamos mariposeando proyectos y acariciando sueños, del cielo nos caen cosas como este mensajito a mi celular:

"Que el ratoncito pérez se cayó a la olla. Por la golosina de la cebolla y la cucarachita marti..."

A lo que decidí responder en un arranque de ese músculo que se encuentra entre el diafragma y el estómago:

"...nez. Le nez. Ton nez. Ce nez imparfait mais intéresant. Ce nez de rêve pour jouer au cache-cache de mes rêves malins."

Como sé que va a leer este blog la ilustre audiencia... y la inmensa mayoría no entenderá este otro idioma, el de Molière, hago aquí explícita aclaratoria de lo que en mi juguetón arranque de coquetería innecesaria, se me ocurrió escribirle:

"... nariz. La nariz. Tu nariz. Esa nariz imperfecta pero interesante. Esa nariz de sueño para jugar al escondido de mis sueños pícaros".

Perdonen la infidencia. Abuso de la intimidad que me ofrece este cuaderno literario... pero, para mí, eso que se le da por escribir al musculito entre el diafragma y el estómago, con la gentil ayuda de los dedos y el cerebro, es literatura para mí.

Y pido perdón al aludido por la fragilidad a la que lo someto. Pero, precisamente por ello, he decidido mantener en estricto anonimato su pícara y juguetona identidad... :D

¡Feliz fin de semana! Para mí, es de reposo y alguna reflexión de las que la vida me regala...

6 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Feliz fin de semana :)
Besotes

Nobody dijo...

la picardia a veces trae resultados inesperados y muchas otras veces interesantes...

Potter dijo...

Feliz Finde... jajaj bueno ya hoy se acaba, pero como eres una locomotora escribiendo, y no paras. Ese ratón quiere queso, pero puede caer en la ratonera de nunca jamas!

jajjaja

un abrazo Lu

Lulu dijo...

Miss No Cindy Crawford for me: Besotes a tí! :D

Mr. NoBody: Son más los interesantes que los inesperados... pero le juro que este es uno "precipitado".

Potter: Pues, nunca es tarde cuando la dicha llega... aunque hoy sea domingo!
Es verdad, soy una locomotora de troncos... jijijijijiji! (Me gustó esa metáfora de su mercé). Pero pronto voy a ponerle freno a la máquina, tengo 3 trabajos blogueros que no pagan más un proyecto de 4 trabajos que sí pagan...

Ese ratón? Es un goloso! Entre la olla y las cebollas, más el queso... le puede dar intoxicación, o caer en una ratonera y vérselas canutas, como bien dice usted, mi percherón risueño! jajajajajaja...

Un abrazote gigante! :D

Fool dijo...

sabes que al leer la vaina confundi picardia con maligno jaja

usted tranquila que todo va bien si la cucarachita suspira y no llora.

Lulu dijo...

Mr Foolish Boy:
Jajajajajajajaja... Si, hay moralistas pacatos que confunden picardía con malignidad... pero menos mal que usted no es de esos!

Ah! Que la cucarachita suspire, baile, vibre y cante si quiere... pero que no llore, está usted en lo cierto! :D

Que esté bien!