4 may. 2009

La victoria de las ex...

Hay cosas en la vida que no se planifican, no se desean, no se buscan y, sin embargo, se logra contemplarlas.

Ese es mi caso. Es decir, y Buddah lo sabe, nunca busqué venganza. Es más, siempre lo ví como un dharma a mi kharma. Siempre le agradecí la paciencia y la prueba. Siempre le dije que la recibía y la aceptaba, pues eso era lo que me merecía.

A ver, no soy yo quién para juzgar el asunto de que alguien quiera o necesite verme. Pero en el caso de mi "ex"... es casi impensable que tenga postura neutra.

El decidió terminar nuestra relación. Eso se lo validé y se lo comprendí. Se lo validé... no le pedí explicaciones... le callé la boca cuando intentó empezar a dármelas... le expliqué que si él así lo había decidido, así debía ser. Punto...

A vuelta de año y medio, el tipo, tan pertinaz como no fue nunca en la vida, decide emprender una campaña de "vamos a vernos para tomar un café". A mí, la cosa, francamente, me dejó curiosa.

A vuelta de un año y medio, soy totalmente autónoma... no pretendo decir que los hombres son escoria ni nada, sino que soy autónoma. Tener o no tener una relación no me define. Me define mi profesión, mis ocupaciones, mi trabajo, mi personalidad, mi música, mi... bueno, mi persona.

A vuelta de año y medio me descubrí totalmente plácida conmigo misma. Sin pecar de egocéntrica... es que me miro desde el asombro: todo lo que he logrado reconstruir de mí misma y he visto florecer en estos 18 meses.

Dicho eso. Estando más bonita que cuando me dejó... siendo autónoma... admirando los logros que he cosechado...

... ¿qué necesidad tengo de encontrarme con este tipo?

¿Se bancaría alguien el darme una respuesta?

6 comentarios:

Myself dijo...

entonces el pana tenia mala mano...?


de que te reias en la foto de tu perfil?


muy bohemia..

Lulu dijo...

Myself:

Eeeh... Bueno, digamos que no exactamente mala mano. Este pana fue una especie de bálsamo en mi vida para reparar lo que el anterior, que sí tuvo mala mano, hizo conmigo. El problema con éste, y no con el anterior, fue la manera de "salir" de mi vida... Imperdonable lo que hizo, en muchos sentidos.

Pero tampoco puedo acusarlo de haber actuado mal a drede: hizo lo que pudo, en función de lo que sabía. Asì que he de perdonárselo. Pero, ¿de allí a vernos? A él podría responderle un asunto personal, pero a mí no me aporta nada el vernos. No le guardo ningún rencor y más bien le agradezco lo que hizo por mí... pero no sé qué ganaría yo de ir, verle la cara y oirlo decir que qué bonita estoy o qué bien me veo o comprobar qué tan bien o mal he logrado vivir sin él (actitud que respondería a su no escaso ego personal...) que no es ninguno de los motivos que me movería a mí a reunirme con él. ¿Se entiende eso?

Jejejejejeje... Me reía de mí misma...

jijijijijijiji... sí, dicen que soy muy bohemia...

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Ninguna ninguna.
A mí me pasó algo parecido, no sé si lo habrás leido en el blog.

Pelotudos.

Lulu dijo...

Miss "no Cindy, no":
Y, francamente, no. No me lo leí en tu blog...
Pero bien podrías dejarme noticias del link! :D

Y sí, pelotudo... éste por lo menos lo es...

Que estés bien...

Potter dijo...

Que buen Final! Excelente!

Esa consideración, sobre como te verás a dos años, me parecio sensata y consecuente con tu actuar.

Albricias Miss lulucita!
La Autonoma.

Un abrazo

[[Betzabé]] dijo...

Hummm... creo que esa "necesidad por verlo" es porque quieres saber lo que piensas de él ahora, porque dices que lo superaste y no le guardas rencor... es simple curiosidad para confirmar algo de lo que crees estar segura.

Ah! Me gusta como escribes... podrías pasarte por aquí y dejar algún consejo.

http://hwblackrose.blogspot.com