5 may. 2009

Crisis bancaria, chanchitos y mi optimismo desenfrenado

"Se nos viene el fin del mundo. Es signo de los tiempos que corremos. Primero la crisis mundial, luego la gripe porcina... y vienen más, mi señora, muchas más!"

Le oía decir así a un señor en algún lado hace unos días. Me pareció de esos clichés de secta religiosa pro-suicida. Atroz. Y casi de inmediato me entraron ganas de matarme por tanto loco suelto en el mundo y tanta poca paciencia mía para lidiarlos a todos...

... y en eso salió la resiliencia mía a relucir. De allí saqué material para este post. Gracias doy a los cielos por mi optimismo!

El tema es que la gripe porcina no es asunto que tenga que ver con los cochinitos, según un amigo. Según él es asunto que tiene que ver con la economía. Y no soy apologeta del desastre, no quiero debatir contra la OMS ni quiero restarle importancia a las neurosis personales con respecto a la AH1N1... cada quien es libre de creer lo que quiera. Y, viéndolo bien, yo quiero creer que todo es cuento para ponernos a correr con los dineritos.

No sé si alguien se dió cuenta que, a principios de este año, cualquier suspiro nuestro era asunto despilfarrador y "ya no estamos para despilfarrar nada, estamos en crisis mundial". ¿Se acuerdan? Ajá. Pero la gente que tiene negocios dijo "si no nos compra nadie, porque todo el mundo los manda a ahorrar, nos vamos a ir a la quiebra". Y decidieron inventarse la vuelta para vender. Vendieron lo que nadie podría dejar de comprar, aún en tiempos de crisis: salud y angustia. Y nos la vendieron bien...

En mi país no hay gel antibactericida en ninguna farmacia. Las mascarillas se agotaron (no las veo en las caras de la gente, no se crean) y no se consigue el alcohol isopropílico. Están agotados. ¡Y están agotados porque la gente los compró! Compró cosas que son para asuntos de la salud, pero no están entre los "imprescindibles" de cada familia... o no lo eran a principios del año. ¿Verdad que no? O me dirá usted que era de esos que pensaba comprarse un lindo frasco de alcohol isopropílico para cargarlo encima como si de un dispositivo móvil de comunicación se tratara? Ah! Se dió cuenta que las cosas se vuelven indispensables según como nos las presenten en la campaña de mercadeo?

¡Y qué campaña de mercadeo tan buena tienen los que se la montaron con la AH1N1!

Pero, y lejos de criticarles la campaña o la iniciativa, me puse a pensar bien la cosa. Entre las leyes básicas del libre mercado, está aquella que reza que "ante una cierta demanda y una gran producción, los precios disminuyen". Huelga decir: al no comprar nada “porque la crisis nos va a dejar sin nada” estamos haciendo que otros se vayan a la quiebra y que, por no haber suficiente oferta (porque han ido a la quiebra) para cubrir la demanda, suban los precios y la inflación nos haga decir “ah! Qué tipos capos los que predijeron que esto se nos iba a ir a las nubes y se nos acababa la comodidad y el confort porque venìa una crisis… menos mal que mis realitos los invertí en un carrito/cancelar la tarjeta de crédito/comprar unas acciones/un fondo de jubilación…”

Por eso es que en estos días, para ayudar a las industrias (nacionales o no), decidí comprar:
  • Repuestos para el carro.
  • Bombillo para la lámpara del cuarto.
  • Una matita para la ventana de la cocina.
  • Una cortina para la cocina.
  • El cortinero para la cortina de la cocina.
  • Una pelota de goma con plumas para que el gato juegue a sus anchas, el pobre es un infante y no entiende de crisis sino de que le quedan pocos juguetes y le aburren los que tiene.
  • Un par de pantuflas para andar por mi casa.
  • Un bolso para los materiales de mi trabajo y
  • un esmalte de uñas rojo tomate.

Que dicen las estadísticas que lo que más se vende en las crisis es labiales rojo y como soy una rebelde, con labios muy gruesos, me compré esmalte de uñas del mismo color…

Le respeto que me crea superflua o fatua, pero está visto que si no reactivamos la economía, nos la van a reactivar a las malas, con enfermedades y más preocupaciones y ya podemos reactivarla nosotros desde donde más nos guste. ¡Entonces, mejor que sea lo estético!

Eso y que son libres de pensar lo que quiera pero, visto bien visto, a mi nunca me dejaron de caer en gracia los cochinitos.

3 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Estaría bueno boluda que sea así.
Y que de verdad el problema ese de la gripe porcina no sea taaan grave.

Paso con lo del esmalte, no me pinto las uñas.
Sorry.
:S

Potter dijo...

Lulucita

¿será que estoy loco?, será que debo bajar mis dosis de 1/4 de Vodka + 1/3 de Vermut * 1 aceituna...?
Será?
porque tú post me hizo reir como no lo había hecho en toda la semana, me lo leí, y releí, y no hice otra cosa más que reirme.

Fue graciosisimo, aún cuando te pueda ofender, pues debió ser algo trascendental... no se, pero me he reido.
Hasta me enamoré del gato joven e insatisfecho!

Un abrazo, muy bueno

Lulu dijo...

Este cochinito se fue al mercado, este cochinito cocinó...

Miss "No Cindy, no": Eso, también espero que lo de la gripe porcina no sea tan grave. Si te metes en el enlace a la página de mi amigo, verás 2 cuadros sustancialmente radicales al respecto de las estadísticas de la gripe porcina y la influenza. El tiene su teoría. Yo la mía. Ninguna parece muy "ortodoxa".

Ah! Y si pasas del esmalte de uñas, también pasas del labial? O de la máscara de pestañas? No importa lo que escojas: ponete bonita para tí y de paso caerá algún mosquetero: en épocas de crisis, la gente busca hacer su vida de formas impensadas, económicas y muy intensas... Este es el año de los cupidos, pues!! ;)

Potter: Ay, por amor a lo que tu más quieras! Qué vas a estar pensando que te hace daño la fórmula?

Por las risas? relájate: tengo el maravilloso don de hacer reir mientras me enserio. No sé si es por las imágenes, las ironías o algo más. Pero es un hecho fáctico.

Lo que más me gustó de tu comentario es que estoy logrando el efecto que normalmente tiene mi voz, mis gestos y mi verbo... a través de las letras.¡Eso quiere decir que estoy llegando a mi propio estilo de escritura!

... tú tranquilo, para mí que el vinito tinto que me estoy bebiendo estaba vencido! Jajajajajaja...

PD: Y te enamorarías de verdad si vieras el semerendo gatote que es... absolutamente hedonista e insatisfecho! jajajajajajaja...

Un abrazo a tí! Muchas gracias...