27 abr. 2009

Si tu la croises un jour...

Para entender de lo que va el post hoy, debo permitirme un par de aclaratorias:
1- No, no me volví loca. Es exprofeso todos los links que a continuación voy a colocar.
2- Que no se crea nadie que soy fan de ninguno de los cantantes... sólo me pareció hermosísima la canción. Pun-to.
Ahora sí, lean a cómodamente y a su riesgo...

En algún momento de la década de los ochenta hubo un fenómeno "merenguero" que azotó a toda la cuenca caribeña y nos embadurnó de la pegajosa mezcla de instrumentos característicos del género. Al punto que no había primera comunión ni bautizo que se salvara de merengues con letras subidas de tono.

Una de las canciones que más recuerdo de la época es la del célebre Sergio Vargas... que seguramente recordarán si vivieron en la época. Y los que no vivieron en la época la recordarán también porque aún hoy día, en más de una fiesta de las de gran envergadura, he oído los acordes de la canción. Sí, hablo de "Si algún día la ves".

Resulta que esa canción tiene una versión balada, que es el resultado de la traducción de su hermana mayor, la misma canción... pero en francés. Claro, ambas canciones fueron obra del mismo hombre: Francis Cabrel. La versión en francés es, tristemente, tan poco célebre que ¡no logré conseguir ni siquiera una versión cantada por el padre de ambas!

En fin, para que no me digan que no complazco a la audiencia romántica, a la francofílica y a la caprichosa, acá les dejo la letra de la versión en francés. Y la traducción, claro! No soy sádica. Ustedes me dirán si la versión en español se le puede equiparar... son dos canciones distintas. Y no, no voy a poner la letra en español. Para eso tienen a Sergio... canten a coro con él!

Elle n'aimait pas mon deux pièces-séjour,
Mais toi qui voyages, si tu la croises un jour,
Reviens me dire, reviens me dire,
Dis-moi un peu si elle porte toujours
Dans les cheveux ses essences d'amour,
Et tous mes rêves sur ses lèvres.

Mais promets-moi,
Ne t'approche pas trop,
Si tu poses tes doigts
Au bronze de sa peau,
Tu délires, tu délires.

Sans me méfier,
Je l'ai serrée très fort,
Aujourd'hui encore
J'en ai les yeux qui brûlent,
Qui brûlent.

Elle, elle a l'âge des voyages au long cours,
Des princes arabes, des mariages d'amour,
Des esclaves libres, des histoires à suivre...
Moi, je ne rentrais souvent qu'un soir sur deux,
Et mes amis étaient des gens curieux.
Difficile à suivre,
Mais dis-lui, je réapprends à vivre.

Mais promets-moi,
Ne t'approche pas trop,
Si tu poses tes doigts
Au bronze de sa peau,Tu délires, tu délires.
Sans me méfier,
Je l'ai serrée très fort,
Aujourd'hui encore
J'en ai les yeux qui brûlent,
Qui brûlent.

Elle n'aimait pas mon deux pièces-séjour,
Mais toi qui voyages, si tu la croise un jour,
Reviens me dire, reviens me dire,
Dis-lui que pour elle je donnerais
Mon dernier souffle et même celui d'après
Celui d'après même...
Si tu la croises un jour. Francis Cabrel.

Mi traducción:

A ella no le gustaba mi sofá de dos piezas
Pero tú, que viajas, si la ves un día
ven a decirme, ven a decirme.
Dime si sigue llevando en sus cabellos
los perfumes del amor,
y todos mis sueños sobre sus labios.

Pero prométeme, no te acercarás mucho
si pones tus dedos en el bronce de su piel
delirarás, delirarás.
Sin desconfiar la abracé fuerte
todavía hoylos ojos me arden, me arden.

Ella, ella tiene la edad de los viajes de largo trayecto,
de los príncipes árabes, de los matrimonios por amor
De los esclavos libres, de las historias por capítulos....
Yo volvía a casa a menudo no más que una noche de cada dos,
Y mis amigos eran gentes curiosas. Difícil será que prosiga.
Pero dile que reaprendo a vivir.

Pero prométeme no te acercarás mucho
si pones tus dedos en el bronce de su piel delirarás, delirarás.
Sin desconfiar la abracé fuerte
todavía hoy los ojos me arden, me arden.

A ella no le gustaba mi sofá de dos piezas
Pero tú, que viajas, si la ves un día,
ven a decirme, ven a decirme.
Dile que por ella yo daría
mi último aliento y el que le siga a ese
incluso el que le siga después...

Y sí, niño O... se me pareció hoy un poco a tí.

5 comentarios:

Potter dijo...

Hola Querida!
Maravillosa
Que trozo de canción.
"Des esclaves libres, des histoires à suivre...
Moi, je ne rentrais souvent qu'un soir sur deux" humm una exquisita pieza. Dan ganas de hacer una tabla de quesos (de esos fabulosos quesos madurados de leche cabra de Carora, ó quesos blandos y madurados de los portugueses en cualquier panaderia a lo largo y ancho de toda venezuela), una copa generosa de vino tinto... y la textura singular del frances.. humm


Un abrazo

Myself dijo...

wilfrido Ladron!

Lulu dijo...

À l'âge des rois arabes et des mariages d'amour...

Potter: Ay! Verdad que sí provoca? Bueno, ese es el tipo de reuniones que me monto en casita con los amigos: vino, quesos/chocolates y frutas... más música.

Ah! Los quesos frescos de aquí son... te lo juro y te lo asevero con la certeza de quien los ha añorado... son in-su-pe-ra-bles!

Veo que eres otro "hedo-sibarita"? jijijijijij... Gracias por la complicidad!!

Un abrazo!!

Myself: Chico! Me volviste a poner a dudar... Anoche yo decía "esa no la cantaba Wilfrido Vargas? Y aquí me dicen que era Sergio Vargas?" Ay! Aclárame la angustia, porfa... Wilfrido también la cantaba? Bueno, es que creo que hasta las Chicas del Can la cantaron... Ahora está sonando en la radio otra vez, pero versión balada pop... al estilo de la de Cabrel pero con más "profundidad" musical.

Si puedes ayudarme con esa "duda angustiosa"... te lo agradezco! :D

Que te lo pases lindo!!

Jimão dijo...

Gracias por la info sobre Edith Piaf y la cancion "je ne eux pas travailler", ahora se que no es lla quien lo canta. Y gracias tb por la cancion que pusiste, de Francis Cabrel, que no connocia pero sin duda lo buscare en la web...besos

Lulu dijo...

Gracias a tí por el "feed-back"!
Me alegra haberte ayudado y te invito a seguir visitándome porque no sé cuando, pero siempre pondré alguna canción en francés porque es parte de mí...