17 abr. 2009

My soul

"A mind full of questions and a teacher in my soul, so it goes."
Eddie Vedder. Guaranteed

Hay períodos de lluvia y de sequía en la vida... si uno se los disfruta, dentro de sus maravillas y sus miserias, pues mucho más provecho le sacará, que si tan sólo se rebelara infantilmente contra uno y otro. Tan bonito puede ser un rato de sol ardiente, donde uno se descubre humano y logra "sentirse" en su piel, como trágico puede ser una inundación donde todo se destruye y la humanidad se nos reduce a un papel de seda al viento. Lo gracioso (de "gracia", no de "risa") es que si no te gusta lo que está viviendo, te puedes relajar, igual pasará. Y si te gusta loq uestás viviendo, te puedes relajar y gozártelo, igual pasará.

Voy saliendo del estancamiento, según el i-ching. Me toca emprender la ruta de nuevo. En este nuevo período de estancamiento en mi vida, como no me angustié sino que me lo disfruté, aprendí mucho. Y hasta me dí cuenta que he crecido. Pero los aprendizajes de este período sólo se me rebelarán luego... Aún es muy pronto y sólo percibo algunos. Ahorita aprecio los aprendizajes anteriores, me doy cuenta de cosas que me pasaron antes, más atrás en el "atrás" de mi actualidad. Pero los aprecio porque estoy en este "hoy". Es complicado de entender. A veces para mí también...

Voy saliendo de el estancamiento, me dice el i-ching. Pero me hablan de ser discípula de la modestia. Lao Tzu decía en su Tao Te Ching (Siglo VI a. de C.) de la modestia:

El que está sobre la punta de los pies, no está firme.
El que se esfuerza por adelantar, no marcha.
El que se muestra, no es luminoso.
El que se justifica, no es prominente.
El que alardea de sí mismo, no debe recibir fama.
El que fanfarronea, no resiste demasiado.

Y es que hoy tengo la mente llena de preguntas... o con algunas preguntas. Todas lógicas. Pero en el corazón tengo un maestro que me calma, que me tranquiliza, que me hace sentir, saber, bueno... sospechar, pues, que tendré las fuerzas y la energía apra emprender lo que metoca emprender. Sé que habré de perseverar y de empezar a hacer esfuerzos por aquí y por allá... pero al final todo rendirá sus frutos. Y sé que habré de hacerlo en la más absoluta d elas modestias, sin nunca olvidar a los que hoy, ayer y mañana están, estuvieron y estarán conmigo.

Se trata de saber que no he logrado lo que tengo (o lo que pueda alcanzar) sola solita. Al fin y al cabo, Buddah lo dijo bien:

"Todas las cosas aparecen y desaparecen por la concurrencia de causas y condiciones. Nada nunca existe completamente por sí mismo: todo guarda relación con algo más".

Tengo un maestro en mi corazón, así van las cosas...

No hay comentarios: