6 abr. 2009

Don Louis XVII

-Buenas tardes, Luis...
-Buenas tardes, Don Luis! Y somos tocayos, me enteré hoy...
-Sí, ya veo...
-Sí, somos tocayos, y somos grandes! Ese nombre es grande en el mundo y en el universo, verdad, Don Luis? Nombre de Reyes! Luis quinto y séptimo, y Luis sexto...
-Ajá...

Así oí decir, obsequioso, uno de los vigilantes de un edificio a uno de los inquilinos de un edificio de oficinas y consultorios.

A mí me quedó la curiosidad... no sé por qué citó a esos tres caballeros de la historia y no citó a sus tres tocayos más célebres, los de las postrimerías de la fama de los Luis franceses, más cónsonos con nuestra modernidad política y social en Venezuela:

Louis XIV: "El Estado soy yo". (Y logró mudar la casa real de Paris a Versailles e hizo de su persona el pilar de la vvida en palacio y fuera de palacio...)
Louis XV: "Después de nosotros, el diluvio" (Y se dedicó a dar unas fiestas, banquetes y organizar unas bacanales orgíasticas que daban de qué hablar por toda Europa... pero se comió las arcas del Estado.. que ya no se sabía si era él o no)
Louis XVI: No llegó a pronunciar palabra porque iba a enderezar los entuertos financieros de la corte con más impuestos para la plebe y lo decapitaron.

Ya tuvimos un Louis XIV... ya pasamos al Louis XV también. Estamos entrando en el Louis XVI... y veremos si hay un Louis XVII o la historia nos saca la lengua...

No hay comentarios: