13 ene. 2009

Me hice pequeñito frente a una muñeca (con traducción)

Je n'avais jamais ôté mon chapeau devant personne
Maintenant je rampe et je fait le beau quand ell' me sonne
J'étais chien méchant, ell' me fait manger dans sa menotte

J'avais des dents d'loup, je les ai changées pour des quenottes
Je m'suis fait tout p'tit devant un' poupée
Qui ferm' les yeux quand on la couche
Je m'suis fait tout p'tit devant un' poupée
Qui fait Maman quand on la touche

J'était dur à cuire, ell' m'a converti, la fine mouche,
Et je suis tombé tout chaud, tout rôti contre sa bouche
Qui a des dents de lait quand elle sourit, quand elle chante
Et des dents de loup quand elle est furie, qu'elle est méchante!


Je m'suis fait tout p'tit devant une poupée
Qui ferm' les yeux quand on la couche
Je m'suis fait tout p'tit devant une poupée
Qui fait Maman quand on la touche

Je subis sa loi, je file tout doux sous son empire
Bien qu'ell' soit jalouse au-delà de tout et même pire
Un' jolie pervenche qui m'avait paru plus jolie qu'elle
Un' jolie pervenche un jour en mourut a coup d'ombrelle

Je m'suis fait tout p'tit devant une poupée
Qui ferm' les yeux quand on la couche
Je m'suis fait tout p'tit devant une poupée
Qui fait Maman quand on la touche


Tous les somnambules, tous les mages m'ont dit sans malice
Qu'en ses bras en croix, je subirais mon dernier supplice
Il en est de pires il en est d'meilleures mais à tout prendre
Qu'on se pende ici, qu'on se pende ailleurs s'il faut se pendre

Je m'suis fait tout p'tit devant une poupée
Qui ferm' les yeux quand on la couche
Je m'suis fait tout p'tit devant une poupée
Qui fait Maman quand on la touche

Je m'suis fait tout p'tit. Georges Brassens

Mi traducción:

Nunca me quité el sombrero frente a nadie
Ahora me arrastro y me hago el buenito cuando ella me llama
Yo era malo malvado, ella me hace comer en su mano
Yo tenía dientes de lobo, los cambié por dientitos de gato.

Me hice pequeñito frente a una muñeca
que cierra los ojos cuando uno la acuesta
Me hice pequeñito frente a una muñeca
que dice "mamá" cuando uno la toca

Yo era difícil, ella me ha transformado, la pilla
Y caí redondito, bien cocido, contra su boca
que tiene dientes de leche cuando sonríe, cuando canta
y dientes de lobo cuando está furiosa, ¡Que malvada es!

Me hice pequeñito frente a una muñeca
que cierra los ojos cuando uno la acuesta
Me hice pequeñito frente a una muñeca
que dice "mamá" cuando uno la toca


Me someto a su ley, me arrastro despacito bajo su reinado
a pesar de que es celosa más allá de todo e incluso peor
Una linda señorita que me pareciera más linda que ella,
una linda señorita que murió a paragüazos.

Me hice pequeñito frente a una muñeca
que cierra los ojos cuando uno la acuesta
Me hice pequeñito frente a una muñeca
que dice "mamá" cuando uno la toca


Todos los sonámbulos, todos los magos me dicen sin malicia
que en sus brazos en cruz sufriré mi último suplicio
Es de los peores, es de los mejores pero al todo por el todo
si hay que colgarse aquí, si hay que colgarse allá, igual hay que colgarse.

Me hice pequeñito frente a una muñeca
que cierra los ojos cuando uno la acuesta
Me hice pequeñito frente a una muñeca
que dice "mamá" cuando uno la toca


Je me suis fait tout petit. Georges Brassens

Desde que comenzaron a salir, él habló amargamente de su novia, la niña de las incordias, eternamente insatisfecha, absolutamente manipuladora, celosa hasta de la sombra de él y completamente venática: un momento podía amarlo con locura y al siguiente recriminarlo por no llamarla 3 veces ese día.

El la amó a partir del fatídico día en que ella le dijo "nosotros ya no podemos ser... vete porque no te quiero ver". Allí él se juró reconquistarla. No hubo llamada que no hiciera y peculiaridad que ella quisiera que él no le procurara.

Y sí, al final, la pieza de cacería más importante también se la entregó: su pasión por el baile arrabalero más elegante del mundo, el tango, a cambio de aceptarlo de vuelta a su lado.

Ahora navega en un mar turbulento, en una incertitud eterna, creyéndose contento porque sólo hay que rendirse a los pies de ella, complacer los caprichos de ella y cambiar sus planes por los de ella para saberse eternamente acompañado por ella... esperando que ella nunca más sienta deseos de mandarlo a volar lejos de su vera.

Como diría el nunca bien valorado Gardel:

Al mundo le falta un tornillo
que venga un mecánico...
¿Pa' qué, che viejo?
Pa' ver si lo puede arreglar

Al mundo le falta un tornillo. Carlos Gardel.

3 comentarios:

EDUARDO GUTIERREZ dijo...

hola lulu me halagas con tus comentarios y en lo personal preferia la otra foto que tenias en el perfil ja ja ja cuidate
nos vemos en el humo
humomalsano claro

EDUARDO GUTIERREZ dijo...

lei tus comentarios gracias mi amiga de ojos bonitos no sabia que hablabas frances me encantaria que me recitaras en murmullos una poesia de baudelaire en su lengua natal pero ya ves las malditas distancias pero me doy con un podcast ja ja ja cuidate y estamos en contacto

Lulu dijo...

Jajajaja...Baudelaire no me es ajeno pero me gustan más otros autores. Incluso la prosa hiriente y apasionada de Zola. Eso si nos vamos por los clásicos.

Bueno, podcast no... aunque puede ser un chat! o, incluso, skype! Tienes el e-mail de mi blog, por ahí escucho tus sugerencias...