15 ago. 2010

Volver. Sin frentes marchitas.

Todavía no sé muy bien qué estoy haciendo.
Ni por qué lo estoy haciendo.
Ni por qué no debería hacerlo.

Sólo sé que hay algún por qué.
Y que tenía que revelárseme así.
Que algo más me pasará.
Que tengo tensa la quijada.
Y que le perdí el gusto, de repente, a mi rutina en mi casa.

Así que, ahora, vuelvo a llamar a ésta "mi casa".
Y me someto volutnaria y gustosamente a la rutina doméstica de mis viejos.
Con limitaciones y con permisos.
Con conversas y reflexiones.
Con ausencias y presencias.
En balance. En armonía. Sin roces.

Estoy viendo "de adulta" lo que no entendí ni me pude explicar "de niña".
Estoy buscando, "como niña" lo que no entiendo "como adulta".
(viva mi inocencia y mi curiosidad)

Estoy buscando. Hurgando. No hallando. Dejando que todo transcurra a ver si algo percibo. Entendiendo.

Y espero entender todo en algún momento desepués de este "ahora".

_(escrito el 25 de junio de 2010. Vigente aún...)

1 comentario:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Yo también deseo lo mismo.
=)
Para mí y para vos.