7 ago. 2010

Carta a usted, Danilo

Danilo!! ¿Cómo está?!
Y, bueno. Por acá igual todo. Digo yo. Faltaría que lo viera usted.

Nah... probablemente me diría que está bárbaro todo en mi vida.

Seeeh... y nada. Que el loto que usted dijo que yo sería algún día, sigue haciéndose hermoso. Digo yo. Por lo menos no dejo de crecer.

Jajajajajaja.. .tiene razón! sonó feo!! Pero no,, yo lo que quise decir fue que, como loto, me estaría poniendo más bonita. Nada de soberbias o arrogancias mías.

Claaaa... Es como cuando las flores crecen y crecen y se acumulan pétalos y colores antes de abrir un resquicio y luego siguen acumulando belleza y cambiando colores mientras van abriendo... se dió cuenta de eso? Así...

y bueno, así estoy yo.

Probablemente.

Y no sé por qué me parece que estoy en la etapa del acumular y acumular colores y olores antes de abrir un resquicio siquiera.

Ya tendría que verlo usted para saber cómo ando yo. Luego de haberme visto tan desvastada.

Sí, bueno, tengo unos kilos menos. Unos cuantos kilos menos. Emocionales también. Pero ha quedado más o menos buenito el trabajo. Y sí, seguro que tendría algo que decir de mis cabellos o mi ropa, o mis colores...

Yo sólo venía a darle las gracias.

No, no es cursilería romántica de esa que le haría reirse conmigo tras hacer alguna broma tontita... no. Es asunto de darle las gracias porque me he dado cuenta de lo mucho que sus "segundos de sabiduría" me hicieron de bien.

Seeee... se puede reir un poquito más. Jajajajajaja... Y, vió? hasta "sabio" resultó ser!!

Cómo me gustaría darle un abrazo...

Pero no se puede. No ahora. No más en esta vida mía. Quizás en la próxima nuestra.
Que no será esta, en todo caso.

Pero no me quedé sin darle ni uno sólo de todos los abrazos que me provocó darle. Sepa eso. Ni los besos. Esos tampoco me los escondí. Así que no tengo "culpas" en ese sentido.

Quizás sea usted uno de los primeros con los que experimenté esa sensación maravillosa. La de la falta de culpa, claro!

Pero no le voy a agradecer esa porque me va a empezar a hacer chiste otra vez...

... y sí, Danilo, todo bien... Dele, está en la edad...

Seeeeh... yo también lo quiero. Un montonzote!!

Gracias por todo. Y siga portándose como le dé la gana de portarse. Acá hacemos lo mejor que podemos. Que no somos James (ni Jane) Bond, pero que bueno sería ser así como él siendo uno mismo, verdad?!

Jajajajajaja... Salúdeme al Chango.

Le mando un abrazo!

1 comentario:

Potter dijo...

Danilo, Danilo…

Esto parece, más bien una trascripción de una conversa telefónica en la mente de una traductora simultanea, de esas a quienes la naturaleza las dotó con una cavidad (ojo! No sea mal pensada)… decía pues, una cavidad generosa en el hueso temporal, donde en vez de un tímido martillo tienen un macizo martillo medieval de quien sabe que loco vikingo, tienen un yunke marca acme que probablemente si mataría al correcaminos y un estribo que hace perder a su conjugación en plural, con tanto capacidad auditiva.

Así que mi querido Danilo, si leé este humilde comentario, dese cuenta usted que a esta fémina de letras locas, a esta deidad de curvas perladas como la más pura leche caprina, a esta divinidad de ojos inquietos y sonrisa desmesurada… a esa misma loca que le escribe una carta a medias desde sus espacios bloggers, a ella debe enamorarla por los oidos, endulzar con finas palabras esa agitada existencia que busca la tranquilidad es su regazo. Haga lo que tenga que hacer… pero hágalo.