25 may. 2010

Ausencia




Se me escapan los minutos entre los dedos.

La indolencia me alberga nada más llegar a mi casa.

Se me cuelan los días, se me amontonan, se me acumulan, como los pendientes por resolver en mi vida doméstica.

La rutina laboral se me hace agotadora por los seis días que me ocupa y el único que me deja para no descansar.

Río pensando en proyectos nuevos, me aterro pensando en lapsos que se me vencen, me preocupan retos que me impuse sin que nadie me los exigiera.

Sigo dejándome llevar por lo que el cuerpo me pida a cada momento, procurando cuidarlo y mantenerlo de la mejor forma que puedo.

Y a ratos le dejo rienda suelta a la creatividad y el arte... aunque muchos proyectos los tengo varados y al margen.

Disculpame, estoy en una de mis ausencias...

1 comentario:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Ya estarás presente.
Las ausencias de ese tipo son necesarias.

Abrazo de oso.