27 ene. 2010

Nuevo racionamiento eléctrico en Caracas



"Yo tenía una luz que a mí me alumbraba, yo tenía una luz que a mí me alumbraba y venía la brisa fuá... y me la apagaba y venía la brisa fuá... y me la apagaba."

"El fuá". Villancico tradicional

Desde que el hombre descubrió el fuego y la rueda han pasado miles y millones de cosas. Así que no les voy a hacer síntesis de eso.

Es sólo que me quedo aquí, pensandito en lo que para la sociedad moderna significa la energía. De cualquier tipo. El desarrollo de una sociedad pasa por tener el cómo y el acceso sostenido a fuentes energéticas. Varias incluso.

Así las cosas, yo, en mi pequeño templo zen, me siento a ver con algo de templanza (muy poca, he de confesar) el tema del nuevo cuadro de racionamiento eléctrico que nos están implantando en Venezuela. La cosa me puso a temblar desde que oí de los "apagones" en el interior (la provincia) del país hace meses, porque sé que empiezan por allí pero no se salva nadie luego.

Y nos llegó el día a los capitalinos.

Lo que yo diga de aquí en más, debe tener como premisa fundamental el que este país se mueve de manera centralizada. Por las razones que cada quien quiera atribuirle (sé que no son ingenuos) el gobierno "descentralizado" que teníamos hace 12 años, se nos ha ido quedando ridículamente centralizado. No es que hace 12 años fuera EL modelo de la descentralización tampoco, ¿no? Pero era algo. Ahora, no hay gestión administrativa o acción legal posible sin tener que recurrir a una visita a la capital. Por re o por fa.

Dicho lo dicho, paso a lo que venía diciendo.

El gobierno nacional anuncia un racionamiento eléctrico para la capital venezolana. Que, obviamente, no excluirá centros comerciales, bancos... ni clínicas u hospitales.

(Yo también contuve el aliento, no se preocupen, con lo de "clínicas y hospitales"... pero, como bien dicen los maestros del zen, sólo la templanza da poder: para decidir mejor, la cabeza fría ayuda más. Bolsa de hielo en la cabeza, pues, prosigo mi lectura del artículo en prensa.)

El 13 de enero se nos impuso un racionamiento eléctrico que sólo ese día generó pérdidas en electrodomésticos no publicadas en prensa nacional (al gobierno, entiendo su perspectiva, no le gusta la mala publicidad), y el caos citadino alcanzó niveles de espanto... y brinco.

Pero, ese racionamiento que suspendió el presidente en cadena nacional, fue organizado con un esquema "interdiario": un día sí, un día no, tendríamos 4 horas de falta de luz. El que nos proponen ahora NO es interdiario. Y el ejemplo que dan en el artículo que les anexé arribita (las letras rosadas los llevan a un link), es elocuente:

"En un documento obtenido de fuentes relacionadas con el sector eléctrico (...), el diseño preliminar que se esboza sugiere que los cortes sean de 3 hasta 5 veces por semana y en bloques de horas variados. Por ejemplo, en el sector Santa Inés, en Baruta, se aplicó originalmente un racionamiento interdiario de 12:00 m a 4:00 pm. En el proyecto que está en estudio se prevé racionamientos de 4 horas los lunes (12:00 a 4:00 pm); martes (12:00 m a 4:00 am); miércoles (12:00 a 4:00 pm); jueves (12:00 m a 4:00 am); y viernes (12:00 a 4:00 pm). "

Yo, repitiéndome que la mente fría es mejor consejera que la mente ofuscada, releo el texto y me detengo, expresamente, en la frase "el diseño preliminar". Y repito "preliminar". Y ruego que alguna mente brillante los aconseje mejor. Porque lo siguiente que ven mis ojos es "lunes... martes... miércoles.. jueves... viernes..."

Es decir, de lunes a viernes (semana laboral), entre las 12 y las 4 pm, no habrá luz en esa zona de Caracas. Que podría ser otra. Pero allí hay residencias, es zona residencial, y hay un mini centro comercial con bancos funcionando. Si no me equivoco, también, cerquitita de esa zona residencial, hay una barriada... una villa, para los amigos argentinos.

Póngome en los pies de una persona que viviendo en ese o en cualquier lado de la ciudad, vive un racionamiento eléctrico de 12 del día a 4 pm. Que dice más de una teoría religiosa que el ponerse en los zapatos del otro por tres días da razones de sobra para entender sus maneras de pensar y actuar.

Póngome pues, a analizar qué pasaría en una ciudad normalita, como Caracas, con un racionamiento eléctrico semejante en las condiciones actuales en que estamos viviendo:

A los centros comerciales se les prohibe funcionar antes de las 11 am para ahorrar luz. Sólo los bancos, entidades financieras y oficinas de atención al cliente (nada que tenga que ver con locales comerciales o tiendas) funcionando dentro de centros comerciales tienen derecho a funcionar en sus horarios previamente establecidos.
Bajo el nuevo esquema de racionamiento, un centro comercial en una zona como Santa Inés, puede cerrar sus puertas perfectamente: "no puedo abrir de 11 a 12 del día y pretender tener algún tipo de beneficio por mi trabajo. No de lunes a viernes. Me quedé sin trabajo... y ahora qué hago?!"

Que nadie tenga un incidente de salud en esas horas: ¿qué cosa en un hospital o una clínica no funciona con electricidad? Rayos X para una fractura, lámpara para ver bien el área a suturar, el pabellón quirúrgico, la sala de partos... no insisto, ya ustedes sacaron cuentas. "No puedo operar, suturar, atender caries, pasar consulta si no tengo luz: le toca enfermarse en otro horario. Y los horarios matutinos se saturarán y no habrá cómo atender a los pacientes. De paso, hay déficit de médicos en el país. Y para rematar las cosas, nos redujeron en 60% el presupuesto de salud para este año, lo que implica menos dotación para los hospitales y menos recursos con los que contar para atender a los pacientes".

¿Qué supermercado, tienda de víveres y abarrotes, frutería, pescadería, panadería, pastelería, bodega, carnicería, charcutería y expendio de alimentos puede pretender mantener frescos, fríos o congelados los productos alimenticios con los que cotidianamente nos alimentamos? Es más, acérquense a sus neveras: ¿cuántas cosas podrían sobrevivir 48 horas sin nevera? Poquísimas, ¿verdad? Tampoco tengo más que añadir a ello: los marchantes de víveres poco a poco sacarán de sus vitrinas los productos que no sean de consumo casi inmediato "porque sin luz de lunes a viernes durante 4 horas en la tarde, lo que no venda en la mañana, se me daña y pierdo la mercancía". Y tiene lógica, puestos en sus pies.

Las actividades extra-académicas y algunos colegios se verán seriamente afectados. Algunos profesores se quedarán sin trabajo. Los niños contarán con menores horas de formación académica. A menos que nos pongamos creativos, la pedagogía se verá más mermada aún. Digo más mermada porque ésta fue otra área a la que le quitaron 60% del presupuesto nacional. Simon Bolivar decía "moral y luces son nuestras primeras necesidades": "si le apagamos la luz a la educación por partida doble, nos vamos quedando sin luces en la ciudadanía... y la moral, pues, la pobre moral se nos ve muy mal últimamente con tanto descontento por ahí y tanta rabia mal gestionada".

No me imagino que el sector industrial pueda funcionar normalmente. Habrán despidos porque los dobles turnos serán innecesarios o cierres de plantas, porque hay máquinas que no deben apagarse nunca o que para arrancar se toman hasta 2 y 3 horas.

Y yo no había querido llegar al tema "seguridad". Ese fue otro renglón al que le disminuyeron en 60% el presupuesto nacional. Es que somos la segunda ciudad más peligrosa, después de Ciudad Juárez. Esta ciudad mexicana tiene 3 carteles de mafia diferentes, y las probabilidades de que se caigan a tiros en la plaza entre capos de un cartel y otro son bastante probables. Acá no hay 3 carteles de ninguna mafia: puro vándalo suelto y un código orgánico procesal penal inadecuado más una policia fragmentada y muy mal dotada.

Pero, bueno, es innegable, sin luz, el tema de la seguridad se nos pone álgido: en esas horas las puertas de los estacionamientos residenciales quedan libres, los sistemas de acceso con llaves electrónicas (residenciales o no) quedan suspendidos, los ascensores anulados (imagínense tener que bajar a la abuelita, con un pre-infarto, por las escaleras, para llevarla a la ambulancia y que de allí la lleven al centro médico-asistencial con luz... no el más cercano), los intercomunicadores muertos, las cámaras de vigilancia serán adornos...

Pero, no he hablado de nada que tenga que ver con los montones de personas, afectas o no a tal o cual partido, de un ministerio o un ente privado, cuyas oficinas, de lunes a viernes, de 12 del día a 4 pm no tengan servicio eléctrico. Serán madres y padres que no podrán tener salario completo pues trabajan media jornada. ¡Amén de sufrir despidos masivos! Los cierres de compañías, industrias, empresas, se avecinan y no veo que ningún trabajador pueda hacer un reclamo laboral que tenga algún tipo de indemnización: el responsable de que la compañía cerrara fue el racionamiento eléctrico... ¿y la culpa es de quién? ¿Del gobierno al final? Y, siendo honestos, con un cuerpo ejecutivo, legislativo y judicial al servicio de un ideal y no de un pueblo... ¿quién responderá?

Tampoco haré hincapié en los miles de accidentes de tránsito que se producirán porque no hay semáforos porque no hay luz. Ni el racionamiento de agua que se va a vivir porque mientras no haya electricidad la bomba de agua del tanque del edificio o la torre comercial no podrá funcionar... así que 2 días de racionamiento más lo que lleve el racionamiento eleéctrico. Y sin agua en casa, durante 4 horas, 5 días a la semana, la cantidad de cosas que no se pueden hacer y se van postergando, son muchas.

No quiero ahondar en detalles como otros horarios, u horarios nocturnos o los efectos en clubes, restaurants, cines, teatros, salas de conciertos y un largo etcétera, pero no veo ni fácil ni lindo el resultado del nuevo esquema de racionamiento eléctrico.

Ojalá alguien, con una mente muy iluminada, llegue a poner luces sobre el racionamiento eléctrico que por incompetencia gerencial de 10 años de negligencia, corrupción y caradurismo, nos tenemos que echar al lomo los venezolanos de a pie, los del cotidiano, los que hacemos que la economía funcione: el pueblo mismo.

6 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Me lo lei toditito, Lu.
Toditito...

Y qué decir?
Que me encantaría que la mayoría de los venezolanos lean tu blog.
Qué mayor fundamento que este pueden encontrar de todas las barbaridades que están pasando??

Veo avecinarse cacerolasos y algún helicoptero... parecido al gran desastre que dejó De la Rua, allá por el 2001...

Dios no lo permita, pero si es lo mejor para ustedes, que lo saquen en avion si es posible, pero q lo saquen.

Al mono, como vos le decís.
Y la putisima madre que lo re mil parió.

Saludos.

Lulu dijo...

Miss you... THE only one:
Consta aquí que tenés méritos! Todito todo todito?? Sos una grossa!:D

Por el título, es posible que muchso venezolanos aterricen en mi blog, me acabo de dar cuenta. No lo publicito en directorios de blogs desde hace como 6 meses o más....

¿Mono? ¿Yo? ¿Al Sr. Presidente? Creo que has leído a más de un venezolano... muchos osan llamarlo así. Pero a mí el corazón me tiembla: no me abrogo el derecho de insultar así a los monitos!

Eso sí, 200% de acuerdo contigo: que sea lo que deba ser y que sólo la justicia nos acompañe! La venganza y el rencor son maaaaaaaalos consejeros.

Saluditos, mi boluda querida!

Ana dijo...

hola Lulú!
te cuento un chiste...
hiba el presidente (el monito) en su auto conducido por su chofer, en el trayecto se le atravieza un cerdito lo atropella y se muere... el Presi decide pagar el animalito a la familia y manda al chofer a cumplir con la misión... toca a la casa, le abren y el chofer dice: Buen dia sres. (esposa y esposo e hija) soy el chofer de el monito y acabo de matar al cerdo...
el Jefe de familia le regala su mejor chaqueta, la ama de casa le da a comer de lo mejor es su cocina y la hija le hace el amor efusivamente...
el chofer sale todo confundido y se aleja e informa a su Jefe que no le han querido cobrar el cerdito que al contrario le agradecieron...

y no se diga mas mi querida Lulu, tendra "sesos" el monito?
espero yno sea aceptada esa propuesta por que si será realmente grave lo que se avecina...
abrazos solidarios
=)

Lulu dijo...

Anita:
Jajajajajajajajaajaja...
Espero que no sea "tan" malo lo que se nosa vecine...
... Abrazos cariñosos a tí!:D

EDUARDO MALSANO dijo...

la lluvia la manda dios el agua la da el alcalde en casa la quiero yo mas yo no la quiero en balde ....ja ja ja
que bueno que tu gobierno no tiene patria potestad sobre el sol si no todos estuvieramos a obscuras buscando el infierno para calentarnos

Lulu dijo...

Eduardo Malsano:
Ay! qué bueno ese versito!!
Habría que mandarlo en fax o e-mail a todas las instancias del gobierno...

Y sí, cuánta razón habría en tus palabras... si no fuera porque, por asuntos de calentamiento desigual del planeta, esta tierra caraqueña se nos está quedando seca y huele a monte quemado...

Un saludito!