4 dic. 2009

Un tipo solo

Diez mil millas luego te vuelvo a ver.
Han pasado cuatro siglos y tres décadas desde entonces.
Y sigo solo, como siempre.

Brindo, esta noche, en mi soledad, con mi botella, junto a tu retrato.
Somos dos en tu ausencia: la tristeza y yo.

Luego de todo lo dicho.
Luego de tantos no dichos.
Luego de tantos abrazos dados.
Luego de tantos más recibidos.
Luego de después... no te tengo a tí.

Soy un tipo triste, un loco abandonado a su suerte.
Y me miro al espejo y no sé quién es ese que aparece allí.

No lo sé desde que te fuiste tú.

Hoy brindo por tí. Con tu recuerdo y sin tí.

Oyendo "I'm here without you". 3 doors down

4 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Qué tema ese por el amor de Jesucristo redentor!!!

Y sí, son unos boludos, recién cuando no tienen eso que no valoraban se dan cuenta de lo que realmente significaba para ellos.

Que se caguen por pelotudos.

Gael dijo...

Es de lo que he leido de ti lo que mas me ha gustado Lu... Me encantó!

Y me pasaron mas de un nombre por la cabeza, tristemente...

Y por lo que he visto, oido y presenciado es mas un situación de hombres, porque a pesar de que el sentimiento es el mismo para todo el mundo las mujeres buscan enseguida apoyarse en su red social, las amigas que se pegan al telefono y oyen y hasta solicitan los detalles de como te sientes...

Supongo que la soledad es mas soledad para ellos y la tristeza mas solitaria...

Lulu dijo...

De despecho desatado...

Miss NOT the Crawford one:
Ah! hay un refrán que dice "nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde"

No sé si eestá bueno que sean pelotudos o que se caguen por pelotudos. En mi opinión, es suficiente castigo sus miserias humanas por la incapacidad emocional que tuvieron en su momento....

Un abrazote, mi bolu...!

Gael: Ma chère... cuánta razón tienes en esa manera de pensar! Se me hace taaaaaaaan insufrible un despecho así de profundo con un contexto amical tan "maduro" en su gestión emocional, como para decirle al doliente "No sé por qué te pones así... si mujeres hay a montones!"

Y sí, hombres hay a montones... pero la psicoterapia gestaltista de la que gozamos las mujeres, creo, es lo qu eha salvado al mundo (durante siglos) de unas cuantas neurosis a escalas epidémicas.

Soy un "weón vaginado", como decía en mi post de nuestro blog de las treinteañeras, pero no soy hombre. Así que sólo me queda deducir que sí, que la tristeza debe ser más triste y la soledad más solitaria para ellos...

Un abrazote!!!

Potter dijo...

y COMO PASAN NOMBRES POR MI MENTE, COMO SE DIBUJA UNA SONRISA EN MI ROSTRO... ahhhhhh se me fue las mayúsculas.°

Mejor! hay cosas que hay que recalcarlas!

Un abrazo y lindo post, buen brindis y buena canción... te mutilé los repollitos jajajaj un abrazo