2 sept. 2009

Cosas vederes: de la autopista y otros demonios

Para leer mientras se escucha "Verano". Extraída de "Las Cuatro Estaciones", de Vivaldi... otro "atormentadito" delicioso de la música clásica...

Molotov 1:
6.50 am. Autopista Francisco Fajardo. Carro a mi lado cornetea al que tiene el frente para que avance un mísero metro y medio.
Reflexión: amén de la contaminación sónica, obviando el hecho de que el conductor frente a él se molestó... ¿el tercio que está a mi lado no se ha dado cuenta que un metro y medio no lo va a sacar del atascamiento mayúsculo de carros en el que se encuentra?

Molotov 2:
6.55 am: Carro que intenta pasarse a mi canal desde hace nueve carros antes que el mío. Larguísima fila de motorizados que corren uno detrás del otro entre los canales de vehículos (irregularidad automotora legalizada por el uso y la venia de las autoridades que se niegan a implementar normas al respecto) le impide al vehículo ingresar al canal y el conductor ve, con impotencia, pasar una y otra vez ocasiones preciosas para cambiarse de canal. Tras unos cuarenta motorizados (no menos, probablemente más), finalmente consigue poder ingresar al canal al que quería cambiarse, ese donde circulo yo. Le cedo el paso pues la cara de genuina angustia del conductor me hace pensar en una emergencia médica con el acompañante que tiene a su lado. Motorizado detrás, mucho más atrás de mí, cornetea con desespero. Para no obstaculizar el paso del motorizado y evitarse problemas, el conductor se para en seco, yo he decidido darle paso y se lo he hecho saber: dejará que pase el motorizado e ingresará luego él.

El motorizado tendrá que desviarse ligeramente a la izquierda pues la trompa del carro que ingresa a mi canal le obstaculiza la línea recta que venía siguiendo. Observo que el motorizado, ensoberbecido, se detiene de golpe al lado del conductor al que le cedí el paso. Le cornetea al lado de la oreja, lo insulta, se desamarra el casco de protección que lleva y golpea con el casco el espejo retrovisor del carro. El conductor grita pero el motorizado se ha dado a la fuga. Me veo forzada a avanzar por el corneteo del que conduce detrás de mí y el conductor angustiado ingresa finalmente, hecho una furia, al canal mío... con el espejo retrovisor colgando.

Reflexión: ¿Será suficiente con restringir el paso de motorizados en las autopistas? ¿No será ya asunto de soberbia, falta de consideración y respeto con el otro y, por qué no, visible falta del mínimo de convivencia necesario como para evitarse que alguien, un día de estos, le descargue una pistola en el vientre? ¿Estarán errados todos aquellos que, como yo, piensan que la mejor opción es la calma y la paciencia pues el que menos se estresa es el que resulta más alerta y ecuánime para las situaciones estresantes?

Molotov 3:
7.15 am: empiezo a entender por qué de repente la congestión se había hecho mayor. Alcanzo a oir, gracias a que el embotellamiento no cede, un airado monólogo:

"... ahora espero a transito, chico, para que seas serio! Qué arrecho (jodido) eres... me chocas y de paso te arrechas(molestas)! Qué culpa tengo yo de que vinieras "hablando paja"(bobadas) por el celular?! Ahora te achantas... "

Fue lo único que alcancé a oir. Pero fue suficiente. A sabiendas de que el choque fue por detrás... sé que será calificada de pérdida del choque para el que venía detrás.

Reflexión: Y, digo yo, no sería mejor no emprenderla con el teléfono desde tan temprano? al fin y al cabo, a las 7.15 am no hay nada que no sea impostergable, ¿no? Y, en el mejor de los casos, manejar con un manos libres si no se puede dejar de hablar por el celular...

Molotov 4:
7.25 am. Valiéndome de un kleenex, logro convencer a la arañita que tiene más de media hora bailando frente a mi parabrisas, que vivirá mejor en un matorral a orillas de la autopista. La sacudo fuera de la ventanilla, asegurándome que tenga más oportunidades de vida que en mi tablero. Una amargadita se detiene a mi lado, me cornetea, saca a relucir a mi progenitora, me califica de "asquerosa", me acusa de contribuir a la "inmundicia en la ciudad" (yo pienso que la ciudad ES una inmundicia, pero no le corrijo el discurso ni por asomo) y hasta llega a maldecirme.

Reflexión: No creo que matar a la araña para evitarme la escenita hubiera sido la actitud más correcta. Sigo creyendo que la araña sale ganando en el matorral. Me queda la duda de no saber si la suciedad que impera en esta convulsa Caracas no es sólo la visible, sino también tiene un mucho de constructo mental que condiciona las conductas y hace que la gente termine asumiendo actitudes y comportamientos que sólo van en detrimento de sus vidas y su entorno. Hago un pequeño ejercicio de respiración para sacar todo lo que quedó adentro y que, por pura sorpresa y en el ánimo de no darle pie a más discusiones a la energúmena aquella, no repliqué.

Molotov 5:
7.32am: "La ciudad de la furia" suena en mi reproductor: "y yo soy parte de todo... en sus caras veo el temor..." Grande, Soda Estereo. No podía ser más elocuente ni más oportuno: venía saliendo de mi respiración y Cerati me puso en palabras lo que todavía eran pensamientos míos...

Reflexión:... y sí, por dentro supe que todo era relativo y el mundo era tan lindo como yo quisiera creerlo.

6 comentarios:

El Lord dijo...

"Me verás volar
Por la ciudad de la furia
Donde nadie sabe de mi
Y yo soy parte de todo"

Aqui si supimos de ti....al rato, pero nos enteramos

Respirá profundo, no dejes que la "basura" del resto te afecte!!

Vienna dijo...

¡Vivan la relatividad y la habilidad de construir el mundo! En Grecia la semana pasada tuve una experiencia algo parecida en la carretera, pero bueno, yo no conducía así que el mundo no pudo ser exactamente como yo quise creerlo... Es importante conducir.

Como has visto, ya regresé. He leído tus 'Writing in Spanish' posts. Felicidades miles. Me alegro de que el ejercicio te haya resultado tan productivo. Ya preparo el próximo... Hasta pronto.

Lulu dijo...

Lord:
Jajajajaja... "supimos"? UIsted y quién más? Estamos en "modo esquizofrénico"? jajajajaja...

Ah no! Claro que no me dejo contaminar! Por eso respiré profundo y,m saliendo de mis respiraciones, oigo pedacitos que me impactaron de esa canción...

Soy muy novata con Soda Estereo, no se crea....

Vienna: Ah! Fíjate que no habrán salido las cosas como querías, pero sí podías crearte un mundo como querías dentro de la imposibilidad de acción puesto que no manejabas...

Y sí, regresaste, pero ocn als pilas puestas! jajajajajaja...

Voy a tu casita a revisar, pues ;)

Gustavo Puntila dijo...

Yo por eso es que no manejo. Prefiero tomar cualquier medio de transporte masivo para evitar pensar qué pasa adelante, atrás o a los lados. No te imaginas cómo cambia mi estado cuando tomo un volante... Es un Gustavo casi Hulk!

Me quedo con tu última reflexión, única! La plicaré de ahora en adelante!

Abrazo!

Lulu dijo...

Sr Gustavo:
Jajajajajaja... la imagen del "Gustavo "Hulkunizado" me dió un ataque estruendoso de risa!!

Aplíquela, esa vale la pena! Y no es mía mía, pero cómo me la viví en ese momento!!

No, a mí lo del volante se me da muy bien: mi mamá dice que soy muy paciente... Y si supiera cómo es el tráfico por acá!! Le daré referencias luego, en vivo, para que se atreva a manejar con toda "budeidad", ya verá! Jajajajajajajaja...

Abrazote gigante! :D

marichuy dijo...

Miss Lulú

Yo tampoco manejo; pero alguna vez lo he hecho. Por otra parte, su crónica del "embotellamiento" vehícular, es como si pasara en la Ciudad de México.

Pero somos masoquistas -jeje-: aquí seguimos, en la Ciudad de la Furia como canta Soda Estéreo.

Un abrazo