10 jun. 2009

Todo por una chupeta...

En el trabajo oficial número uno (el de la mañana) tengo 2 jefes. Son dos socios que tienen 6 décadas de vida y andan peléandose las verdes y las maduras del negocio desde hace 3 décadas. Uno es el Sr J. y la otra es la Sra A. El Sr J es español, tiene toda la vida casado con una española nacida y criada acá y él en Venezuela, como su mujer, se morirá. La Sra A es venezolana, de familia española y no soporta las maneras torpes y bastas de su socio. El es ramplón y directo y ella rebuscada y mañosa. Juntos son capaces de crisparle a cualquiera los pelos. Sobre todo porque cuando uno no anda de malas pulgas, anda de malas pulgas la otra...Cuando sólo viene uno a la oficina, es más llevable la cosa. Pero eso ha pasado en muy raras ocasiones.

El J aparece hoy con una bolsa de papel en la mano. Yo estaba en una de mis 5 tareas. Sale y me dice, poniendo la bolsita a mi lado mientras buscaba una carpeta para unas diligencias: "¿quieres una?" Y sin esperar mi respuesta, se apresuró a decir "agarra una"
Eran chupetas... caramelos en palito... no sé cómo las llamen en otros países! El que quiera contarme cómo lo llaman, avísenme! :D

Me acordé de mis años de infancia, lo poco que siempre me gustaron las chupetas por el inevitable reguero que se hacía el caramelo en las manos porque siempre, por el roce con lso labios, se embarraba el palito y terminaba con la falda del uniforme pegostosa... ¿a qué velocidad por hora pasó todo eso por mi cabeza? No lo sé, pero fueron instantes.

Lulu: -No, gracias Sr J, ya estoy grande para la gracia ("... de embarrarme con caramelo las manos" pensé para mis adentros, sonriéndome de todo lo que recordé...)
Sr. J:-Pero no, hombre, agarra una! Qué edad ni qué nada, si eres una niña!
L:-No, gracias, de verdad, ya estoy grande para la gracia... tengo 30 años...
Sr J:-Tú no tienes 30 años... mentirosa! Lo que te da es vergüenza y por eso no la coges! Si las voy a regalar a todos los niños de la calle hoy porque me provocó..
L-Qué lindo! Se van a poner contentos! jejejeje...
Sr J:-Qué 30 años ni qué ocho cuartos, agarra una...
L:-No, de verdad, no me gustaba llenarme de caarmelo antes, ahora menos... y le muestro la cédula de identidad...
Sr J: -En serio son 30?
L: -En serio, Sr J....
Sr J:-Pero... pero si hace nada... ay! Mi Madre! Qué viejito que estoy!! Pero si no tienes cara!!
L-Ah! Gracias! qué lindo piropo!! En mi casa somos de buen envejecer y la cremita, veo, ayuda bastante! (sonrisota aaaamplia, carcajada incluída)
Sr J:-Mi madre... qué viejito que estoy...me voy a entregar esto antes de que me pasen por encima 10 años más y no me entere... Si hace nada eras así chiquitica y tu mamá te llevaba a visitar a los vecinos... ay mi madre... qué viejito...

Y bueno, me dolió verlo tan apesadumbrado. De repente le cayeron 25 años encima... esos vecinos se fueron de esa casa cuando yo era una chiquitina de 6 años... y él se había quedado con el recuerdo.

En 5 segundos te caen 25 años en la realidad mental y ha de ser abrumador. El otro día me cayeron 7 encima y me quedé muy sorprendida...

Lo que pasa cuando uno ofrece una chupeta...

4 comentarios:

Mimi Moreno dijo...

Quedaste como la villana del cuento este.. no solo le desprecias la "colombina" (asi se dice en Colombia) al pobre sexagenario sino que ademas de golpe y porrazo se entera que la nena de 6 tiene 30 pa tiuno... no no... es que despues te quejas de la ley del kharma.. pobre viejito, hasta por pena le agarro yo la colombina... (lol)

Lulu dijo...

Jajajajaja... Malvada!! Pero, fuera de chiste, de verdad me senté villana y todo... una cosa absurda total. Es que el Sr J agarró su bolsita de papel, la estrujó y la apretó en el puño mientras pronunciaba lo de que se iba antes de que le pasaran 10 años más por encima y no se enterara... Y cosita en el pecho me dió.

Le hubiera agarrado la colombina (gracias por el datico) si no fuera porque ya todo carecía de validez: le pasó por encima un tren con 25 años en 5 segundos...

... creo que todo le pareció relativo luego.

Betzabé!!! dijo...

Disculpa que no me haya pasado por aquí en un tiempito... había cosas qué arreglar que de pronto se amontonaron todas y con problemas respiraba la pobre de mí.

Acá son paletas... yo también odio cuando el bendito palo se pone húmedo (es inevitable) y lleno de caramelo, es odioso... pero todo vale la pena cuando llegas al centro chicloso (que quede claro que este comentario lo patrocina tutsi-pop) y dicees: jajaja muere, maldita paleta, que ya me embarraste todos los labios"... o por lo menos lo piensas... ¿no? Ay, Dios mío, qué rara soy!!!

Ese Sr J me recordó a mis tías, esas que cada que me ven dicen "mira qué grande estas... tú más grande y yo más vieja" y me aprietan los cachetes, como si aun tuviese 2 años y no 16... qué malos recuerdos, ya hasta se me adormeció el cachete...

Potter dijo...

Hola Lulu

En Colombia se les dice: Bombones, paletas o colombinas.

Tienes razón a veces le caen a uno sin darse cuenta años encima y eso es demoledor. Acaso no te has dado cuenta por ejemplo, que no eres del todo consciente de la imagen tuya vista por los demás, a veces no te sigues sintiendo un poco veinteañera con actitudes hasta adolescentes?... no sé, a mí si me pasa.

Pero bueno, yo te veo así:
Como una escritora de prosa poetica de 50

Una bella mujer delgada y loca de 25

Una niña de 9 sentada frente a la PC

Una adolescente busdista de 17

Una cantante cubana desquiciada de ..(tendria ahora como 70?)

... un beso, desde mi cuestionados 28