29 mar. 2009

Tango con inocencia

Uno, dos, un dos
Uno, dos, un dos
Uno, dos, un dos tres
uno, dos, un dos...

Se oye el bandoneón al fondo, se siente el acre olor de la nostalgia en las letras del tango que una vez cantara Gardel en persona y hoy entona uno que sólo sirve de entretenimiento vocal a la "Confesión" que tanto me gusta. La canto, me la sé de memoria. Sorbo el tinto que tengo al frente y sigo viendo las parejas bailar la pieza. Suelto la copa en la mesa y sigo, impávida, viendo pies que vienen y van, cinturas que se entallan, abrazos abiertos y cerrados...

Me preguntó algo y distraida como estaba, en un marasmo emocional entre la voz hueca del intérprete del tango, mi recuerdo vocal de Gardel y el sabor del tinto que me recorría la naríz, dejé la pregunta en el aire. Lo ví de pie, a cerca de 50 cms de mí, con la mano tendida hacia mí.

- Perdona, no te escuché...
- No importa, todo bien. ¿Bailás conmigo?
- (Diálogo mental mío: -No sé bailar. -Sí sabes! -Pero poquito! -Pero sí sabes, ¿no?... Dile algo, lo tienes parado allí!!!) La próxima pieza, ¿te parece? Esta ya está empezada... (me salí con la mía)
- (Sonrisa) Todo bien... ¿Me puedo sentar aquí?
- (- Y ahora qué? -Nada! Seguro que no quiere recorrer el salón para que no se pase la otra pieza y le des la misma excusa... o querrá hablar contigo un ratito... Deja la paranoia!!!) (Sonrisa) Sí, claro...
- Me llamo Osvaldo... vos?
- (Diálogo interno: Aaaaah!! Qué lindo acento el argentino, coño!!!! No soy objetiva ya!!! Respira profundo, coge aire...) Lulu.
- Y eso que estás acá? Sos aficionada al tango?
- Y pues... sí, pero de hace poco...
- Estás con alguien? Digo, alguien te acompaña para bailar?
- (aclaró la pregunta, no puedes pensar mal... deja la paranoia y responde!! Y deja de pelar los ojos como ciervo que persiguen!!) No...

De repente sonó en el micrófono un ruido de dedo que comprueba que todo esté funcionando.

"Sí? Bueno, Buenas noches... Bienvenidos otra vez a ésta, su casa... vamos a hacer una pausita para que los chicos se refresquen, que lo han hecho bárbaro hasta ahora, verdad? Un aplauso para los chicos de la banda... (aplausos de los asistentes) Y volvemos en unos 45 minutos, así que preparen sus pies para seguir y hagan alguna picadita para tener fuerzas... jajajajajaja... (risas de la mayoría)"

- Uh! Nos dejaron varados hasta después de la pausa...
- Y sí, bueno, pero los muchachos de la banda necesitan su pausa...
- Sí, bueno... te importa si hablamos entonces? Quieres comer algo?
- (Qué ladilla!!! Se te va a instalar el gorrón este!! pero qué se creyó??? -Tranquila, a lo mejor también está solo y como todo el mundo tiene pareja, ... no sabes si le da nostalgia y quiere revivir a su país a través de los pies y la música... Además, hasta ahora ha sido educadito y todo...) Esteee.. qué está bueno para comer?
- El bifecito de acá es de morir... es lo más. Por ahí las empanadas... Pido el menú?
- Será mejor...
- Y por qué el tango? De donde esa pasión? Y por qué hablas como argentina a ratos?
- Porque se me pegan fácil los acentos. Y porque sí, porque no hay razón para todo, no?
- (sonrisa... pero como con aires de sobrado y con aires de picardía): El corazón tiene razones que la razón desconoce, eso es cierto...

Cenamos. Es adicto a los cafés de su nueva tierra y lo enloquecen los escotes de las venezolanas, que casi andan "en bolas" por las calles... Me puse roja entonces porque aparte de tener una pechera casi plana... el comentario me dió risa y me la tuve que ahogar por estar masticando. Pidió disculpas por el comentario, me contó por qué estaba en el país. Hablamos de mis clases de tango, mis ochos adelante y atras, mis frustraciones al respecto. Reía a montones, me hizo reir con el humor tan peculiar de ellos. Hablamos de la argentinidad y la extranjería, hablé de la venezolanidad y la extranjería. Se nos pasaron 4 números luego de la pausa.

- Ahora sí, este no se nos pasa... no vamos a abrir más la boca porque si tocamos otro tema, se nos pasa! Y a vos no te gustan los números empezados, ¿no?
- (Sonreí... si le decía que todo fue una excusa para ver con qué me salía al principio...) Es que no le tengo tanta práctica y pierdo el tempo...
- Jajajajaja... Sos muy divertida... te haces la boluda con mucha gracia...*
- Jajajajajajajajajajaja.... Se puede ser boludo de muchas maneras, pero prefiero la graciosa... (me descubrieron boludeando! Jajajajajaja... )
- Tranquila, si yo te guio y te marco "el tempo", salís cuando sea?
- Y... sí, si me tienes paciencia...
- Vení, vamos a ver, tengo ganas de bailar y vale la pena comprobar que tanto sabes bailar...

Uno, dos, un, dos
Uno, dos, un, dos
Uno, dos, un dos tres
uno, dos, un, dos...


-... Si te pido que no me marques el tempo, y sólo me tengas paciencia... seguimos bailando?
- (Sonrisa amplia) Cómo no, bonita, cómo no... jajajajajajaja... qué personaje que sos!
- (Sonrisa amplia) A veces soy peor... no te fíes... Al mundo le falta un tornillo y a mí me faltan dos.
- Jajajajajajajajajajajaja.... Valió la pena venir aunque al final casi no venía... gracias por la conversa, el tango y la noche...

Seguimos bailando, seguimos hablando. A ratos perdía el ritmo, él me enseñó un par de pasos más. Definitivamente sabe marcarla a una cuando baila. Me daba vergüenza que alguien que sabe tanto se tuviera que conformar con lo poco que sé yo. Pero salió a relucir un pedacito de información personal de él cuando le comenté eso:

-Y no... no nacemos sabiéndolo todo! Además, en alguna cosa tenías que poner a valer tu encanto, porque de lo demás pareces saber mucho o conocer bastante y acá sólo eres tú y tus frustraciones más tu manera de disimular con gracia los baches. Soltate, que vas a hacer un rizo y te vas a sorprender con esos ojotes enormes que tenés...

Me vine a mi casa con un número telefónico nuevo. Es para vernos cierto día a cierta hora para bailar tango a ratos. Todo lo que transcurra en el tango y en la peña tanguera, se queda allí. Para todo lo demás, habrá que hacer horario. Incluidas las grullas de origami.

A veces, sólo a veces, vale la pena dejar que la inocencia aflore, como recomienda la filosofía oriental...

*"Hacerse el boludo"= Hacerse el loco, hacerse el bobo, hacer creer al otro que se es particularmente tonto, que no se entiende a cabalidad lo que se le dice...

2 comentarios:

.... dijo...

tu y tus tangos..

Lulu dijo...

Jajajajajaja...
Y tú y tus promesas de candidato político...
Jajajajajaja...